Vacaciones de primera

En primer lugar quiero pedir disculpas a los pocos lectores que tenía y a mis jefes cordopolitas por mis faltas injustificadas durante el último mes. La excusa es clara y meridiana: entre los exámenes y evaluaciones, y el Córdoba C.F. me tenían exhausto y ni un segundo me sobraba, ya no para escribir, sino para pensar cómo y qué escribía.

El curso acabó, pero antes mis alumnos me guardaban un regalo el último día. Era martes y casi no había dormido desde el jueves. El viaje a Las Palmas con todas sus emociones y la celebración del día anterior me lo habían impedido. Allí pude centrarme 100% en lo deportivo, pues mi trabajo en el instituto estaba terminado. Como decía, era martes y al entrar con mis ojeras en el centro escuché: "Esta es tu hinchada, tu hinchada, tu hinchada blanquiverde..." y yo no tuve más remedio que seguir el cántico e ir abrazándolos a todos. Sabían lo que significaba para mí lo conseguido y así me felicitaban. Cantando. Estaban todos los futboleros, ya los hubiera aprobado o suspendido. "Como no te voy a querer..." les enseñé, para que fueran aprendiendo para el año que viene, en el que todos quieren abonarse. No sé si lo conseguirán, pero hasta Fuente Obejuna ha llegado la oportunidad de plantar Cordobesismo. Yo no he escatimado en semillas.

¡Me voy de vacaciones! Nos vemos en septiembre, ya en primera. ¡Pasenlo bien!

Etiquetas
Publicado el
2 de julio de 2014 - 16:48 h
stats