Lo real

¿ Pero esto qué es? Este año comencé con propósito de enmienda e intenté  rebajar mi escepticismo y desconfianza ante cualquier palabra o propuesta institucional, así que dí crédito a eso de que la crisis había acabado . En un primer momento te sientes mejor, piensas que ya hemos salido de la pesadilla y que no sabíamos verlo y que de nuevo todo va a volver a la normalidad (bueno, no sé muy bien porqué digo eso, no recuerdo qué era la normalidad, no recuerdo ninguna situación justa y aceptable que pudiéramos añorar). Después entiendes que no, lo bueno de la crisis es que debía pasar, era un accidente, pero lo de ahora…si no es la crisis, ¿qué es esta cosa viscosa que nos rodea? Si no es la crisis, es que ya todo va a ser así, feo, desanimado, desilusionado, una nueva forma de ser.

Lo real. Hace ahora apenas un año Israel Galván presentó Lo real en el Teatro Real (ésta con mayúscula, si va con mayúsculas es mentira) en el que relataba el genocidio gitano a manos del régimen nazi. Un amigo mío estuvo en el estreno y me contó la reacción desaforada de parte del público, al que no gustó escuchar el himno español en semejante aprieto. Israel y Pedro G Romero construyeron un relato sobre lo real descarnado y soberbio y a la gente le costó encararlo; cinco años antes, en el 2007, habían estrenado una propuesta llamada El fin de este estado de cosas, toda una premonición. Israel y Pedro G Romero deberían dar las conferencias de prensa de los viernes después de los Consejos de Ministro, y a Soraya Saenz de Santamaría debería Paramount montarle un monólogo en la Joy Eslava.

Esto es este nuevo estado de cosas,lo que venía después de la crisis, su sentido y razón de ser. Esto es reclutar personas sin hogar para limpiar la zona contaminada por radioactividad por la central nuclear de Fukushima, o que el alcalde del pueblo sevillano de Aznalcóllar (el de la rotura de la balsa)  ofrezca su pueblo para ubicar actividades potencialmente contaminantes para luchar contra el desempleo. Esto es un nuevo orden social basado como todos en el miedo y la desconfianza, esto es lo real.

Etiquetas
Publicado el
7 de enero de 2014 - 00:55 h