Sé poeta

Sobre este blog

Al final terminamos en la poesía, comencemos por donde comencemos. Y comenzamos haciendo una encuesta sobre los amores y odios que nos producía la ciudad, con la idea de proponer esos pareceres a distintos colectivos y creadores para que los reinterpretaran y así soltar en la maraña que es cualquier ciudad una turba de significados, significantes, semas, pamemas y monotemas. ¿ Y eso para qué? No sabemos, la cosa es aumentar el PIB semántico, quizás porque intuimos que es más fácil ser feliz en medio de las conversaciones.

Nos salieron casi 1400 decires que utilizaron los Fritanga para hacer un centro de interpretación de la ciudad, un photocall en el que nos podemos sentir Elsa Pataky mientras buscamos un sitio donde comprar churros con chocolate. Ahí está nuestro particular Bestiario, o más bien el suyo, en una de las puertas del casco histórico, que no se vayan a llevar los turistas una imagen naif y bobalicona de los cordobeses, que parece que es la que nos ha tocado en el casting. Si queréis dejad de leer ya, pero no dejéis de ver, al inicio del texto, la película que de la acción hizo Hugo Lasarte, una de esas joyas que nos regala de vez en cuando.

Con todo eso nos fuimos a la Escuela Mateo Inurria e hicimos un debate, y como aquello ha sido La Masía de Los Fritanga lo petamos. Mucha gente, interés, risas, complicidades, lo que uno imagina que debe ser una escuela de arte y casi nunca ocurre.