Loca Academia de Creativos

.

Ultimamente se ha puesto de moda la cosa de lo viejo y lo nuevo. Cuando no hace mucho se empezó a hablar de la nueva política y me planteaba yo el sumarme a la cosa o no, analizaba qué papel podía jugar Córdoba en todo eso, con qué sustrato contábamos para hacer las cosas de otra manera. A veces los políticos tienen esa obsesión declarativa y performativa, y nos creemos que basta con enunciar cualquier cosa para que exista. Decimos desde una tarima nueva política y nos declaramos sus apóstoles y queda inaugurada la era de acuario, y ahora a descubrir qué era ese advenimiento que anunciábamos.

En lugar de esa vía tan directa pero tan poco sostenible, podemos buscar otro método y es el de pensar qué cosas nuevas están pasando en nuestra ciudad, qué grupos sociales, colectivos, están haciendo las cosas de otro modo. Se trataría de inventariar, detectar los espacios sociales que están mostrando dinamismo y aventurar a partir de eso hasta dónde podemos llegar y en qué sentido.

A lo que iba, que si uno piensa en esa clave, en Córdoba pasan unas cuantas cosas, no es para volverse loco, pero hay por donde empezar. Algunos cambios en la gramática de las bases políticas de lo en otro tiempo izquierda, o progresismo (nuevas pedagogías y formas de municipalismo); la emergencia de emprendedores tecnológicos con nuevas formas de hacer, más abiertas a la sociedad y a la colaboración (interesante el experimento de CoSfera de trabajar durante un día en una desconferencia para determinar cien medidas para el desarrollo tecnológico de nuestra economía); o distintas formas de trabajo del sector cultural (Arsenal, Colaborativa o Modo).

Hay unos a los que tengo menos fichados y que también parecen inquietos, son lxs creativxs de la ciudad, o algunos de ellos. Hay bastantes, y si te mueves un poco en la red ves su trabajo por aquí y por allá. A pesar de la mucha precariedad que les afecta, suelen estar de buen humor, o se lo hacen, y consiguen que la mayoría de las cosas parezcan mucho mejor de lo que son. No veo que se quejen mucho, ni que reclamen lastimeramente la atención, por el contrario me los encuentro en los sitios donde se proponen ideas. Son de la generación que alguien decidió que no existiera, han sufrido con dureza la crisis (las empresas se han convertido en autónomos, y muchos autónomos en precarios) y haciendo gala de un profundo anticordobesismo unxs cuantxs de ellxs (particularmente Graciana, Azahara y Verónica) decidieron unirse y ofrecer una plataforma de formación para aquel que la requiera, abierta a los profesionales de la ciudad. En el último curso doce de ellos han impartido el mismo número de talleres y cursos de uso de herramientas de comunicación y diseño, y ahora han subido el listón y ofertan un master de diseño gráfico, branding y publicidad de toda una temporada. Sé de algunas de ellas y ellos y me parecen buenas, imaginativas, arriesgados, en muchos casos por encima del entorno empresarial en el que se mueven. Se hacen llamar Loca Academia de Creativos, y es de los sitios en los que están pasando cosas que auguran un buen futuro para nuestra ciudad.

Alguna gente en la política, nuevxs tecnólogxs, y un puñado de creativxs. Seguro que hay muchos más, prometo seguir con el inventario.

Etiquetas
Publicado el
19 de julio de 2016 - 12:46 h