Intensa devoción salesiana

Con motivo de su festividad, María Auxiliadora recorrió un año más las calles de su feligresía y de San Lorenzo | La procesión culminó los cultos en honor a la Virgen en una jornada cargada de sentimiento y fervor

Es un día especial en el colegio San Francisco de Sales. Así como en el Santuario. El mayo festivo continúa con igual intensidad, aunque de una manera más significativa y sincera, en el ámbito cofrade. Es el mes de María y este martes es la celebración en torno a María Auxiliadora. Al amparo de la Virgen, centenares de personas de todas las edades viven su jornada grande junto a Ella. La Madre, sentimiento y devoción de Salesianos, que como cada 24 de mayo florece con mayor fuerza si cabe. A las nueve de la noche, se abre el corazón de la feligresía y del barrio de San Lorenzo, que recorre en procesión la venerada titular. Numerosos fieles la acompañan en su trayecto, cuyo paso va tras los de Santo Domingo Savio y San Juan Bosco.

La Asociación de María Auxiliadora realizó la tradicional salida de su titular el día que tiene lugar su festividad. Este martes, la imagen del patio del colegio San Francisco de Sales hablaba por sí sola de la inmensa devoción que por la Virgen existe en la ciudad y, principalmente, en la comunidad salesiana. La procesión fue el broche de oro a los intensos días de culto en honor a María Auxiliadora, que comenzaron el pasado 15 de mayo con una novena que se prolongó hasta el lunes. Tras la Bajada de la talla, que tuvo lugar el sábado, el besapiés y la ofrenda floral el momento culminante estaba por llegar con la celebración del 24 de mayo, que fue de incesante actividad.

Tras el traslado de María Auxiliadora y San Juan Bosco al patio del colegio salesiano, el Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, presidió en el recinto una misa que congregó a centenares de personas. Fue después de tan importante acto litúrgico cuando, a las nueve, comenzó la procesión. La talla de Santo Domingo Savio marchó en parihuelas, mientras que los sones de la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Fe en su Sagrada Cena dejaban adivinar la cercanía del pequeño paso de San Juan Bosco. Ambas imágenes precedían a la Virgen. Luz para su feligresía y para el barrio de San Lorenzo fue una vez más María Auxiliadora, que acompañada por la Banda Municipal de Música de Mairena del Alcor, recorrió las calles próximas a su santuario entre multitud de fieles y cofrades.

Etiquetas
Publicado el
25 de mayo de 2016 - 12:01 h
stats