Un día especial en Maristas

El colegio celebró este viernes la procesión de su Buena Madre con un cortejo formado por alumnos de infantil, que acudieron al Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta

El de mayo es por excelencia el mes festivo de Córdoba. Al igual que lo es, no menor en importancia -todo lo contrario-, el de María. Tiempo de Gloria, los cultos y actos se suceden. También desarrollados para y por los más jóvenes. El sol está en auge a las once de la mañana. A esa hora el Colegio Cervantes comienza la celebración de su día más especial y significativo. El centro educativo de los Maristas inicia justo en ese instante la procesión de su Buena Madre, con un cortejo que muestra la importante cantera cofrade de que goza la ciudad. Los más pequeños son, por unos minutos, los protagonistas del acto de devoción que alcanza hasta el Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta.

Alumnos de educación infantil del Colegio Cervantes participaron este viernes en la salida del pequeño paso que porta a la imagen la Buena Madre, titular de los Maristas. Lo hicieron ante la talla y tras ella, con un tierno acompañamiento musical. Los sones en esta ocasión corrieron a cargo de niños de entre tres y cinco años, quienes con sus tambores de juguete dieron alegría a la procesión. Profesores y familiares de los más jóvenes formaron parte también de una celebración que continuó en el Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta. En el templo, tuvo lugar una ofrenda floral y una oración en honor a la Virgen, en unos instantes en los que el sacerdote acompañó a los alumnos. Posteriormente, María regresó a su casa, a su colegio.

Etiquetas
Publicado el
20 de mayo de 2016 - 19:49 h
stats