Con aroma a juventud

El grupo joven de la hermandad del Cristo de Gracia realizó este sábado la salida en procesión de la Santa Cruz

Resplandece la tarde. Lo hace tanto como la mañana en las horas previas. Luce el sol en el azul cielo de Córdoba, que este sábado abre el camino de la Fe. La que muestra de manera incontestable la juventud trinitaria. Minutos antes de las siete, en la plaza son numerosos los cofrades que aguardan el instante exacto, la hora en la que inicie el recorrido por las calles próximas a su barrio la sencilla comitiva. Cruzan el cocherón quienes preceden al pasito, que momentos después aparece a los sones de, como no puede ser de otra manera, la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia. Ante la imponente fachada de la parroquia de Santa María de Gracia y San Eulogio y bajo la atenta mirada de todos los presentes, la Santa Cruz ya es portada con espíritu de mocedad. Porque la devoción, como los sentimientos, no tiene edad. Da ejemplo de ello el grupo joven de la hermandad del Cristo de Gracia, que comienza su procesión de manera especial.

Suena "Que Dios os guarde en el cielo". En la memoria de la trinitaria corporación se encuentra su hermano José García, recientemente fallecido. A él va dirigida la primera marcha de una procesión que poco a poco se adentra en la calle María Auxiliadora. Camina el pasito en busca de la estrechez de Alvar Rodríguez. Se pierde entonces en el corazón de San Lorenzo mucho antes de iniciar el trayecto de vuelta. La noche cae cuando la Santa Cruz, su silueta, se dibuja nuevamente en la plaza del Cristo de Gracia. El grupo joven de esta hermandad está a punto de culminar su salida, cuyo cierre es como su apertura. Se escucha idéntica marcha, después de "Gratiam". Y cuando las puertas del cocherón, bajo la luna cordobesa, ponen punto final ya todos saben que las cofradías de la ciudad tienen futuro. Un mañana cargado de ilusión en el presente.

Etiquetas
Publicado el
27 de septiembre de 2015 - 09:29 h
stats