Puente Nuevo: Plazo hasta el 7 de Julio para la última oportunidad del Guadiato.

Central de Puente Nuevo desde el embalse.
© Antonio Monterroso-Checa

Hace meses que los trenes dejaron de pasar por las ventanas de las Escuelas Nuevas de Belmez. Los niños ya no podemos salir corriendo a contar los vagones. El maestro nos sigue llamando. El Cerco peñarriblense ya no puede recordar aquellas arterias que llenaban de hollín las espadañas de sus pulmones. Ya no correremos más delante de una "cochinilla". Ni siquiera ya respira el último suspiro del Guadiato, la Central Térmica de Puente Nuevo. Nuestra chimenea camino de Córdoba de toda la vida. Adiós, definitivamente, a más de 150 años de la mejor industria minero metalúrgica. Adiós, al ferrocarril cordobés más añejo, aquel que soñara Loring para conectar el Valle del Guadiato con el Valle del Guadalquivir y canalizar su ingente riqueza. Eran tiempos de sabia estrategia.

El riego de millones de euros en forma de nuevo milagro ministerial se llama Convenio de Transición Justa, nuestra última esperanza. Un nuevo proceso administrativo, uno más, "para aquellas comarcas donde la transición energética y ecológica pueda poner en dificultades a las empresas y la actividad económica". Aquí ya vienen ellas solitas de solemne ruina. Para iniciar el proceso de participación pública de este convenio, se ha hecho llegar un documento motriz a las distintas administraciones, agentes económicos, sociales y ambientales de la zona y de Córdoba. El objetivo del proceso de participación pública es "la definición de líneas estratégicas de desarrollo para el área y de la identificación de inversiones y proyectos viables en términos económicos, sociales y ambientales que sean coherentes con el territorio y sus habitantes". Hay que ponerse a trabajar.

Dos cuestiones se me vienen a la cabeza respecto de todo lo que, con planes anteriores, ha fallado en el Guadiato y quizás debería funcionar ahora: la conexión y la destreza. Es sólo opinión personal y subjetiva.

La conexión es responsabilidad de Córdoba. A su tejido socio-productivo le debería interesar poner en marcha iniciativas empresariales y sociales en una zona que tiene a escasos 15 minutos en coche. Obejo (Cerro Muriano), Villaviciosa, Villaharta, Espiel, son ámbitos del hinterland de Córdoba. El resto le queda un poquito más lejos, pero con conexión y ganas, se llega tranquilamente hasta el final del área de financiación que es Fuente Obejuna, Valsequillo, La Granjuela y Los Blazquez. En medio queda el corazón, Vva. del Rey, Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo. Históricamente, estos pueblos siempre estuvieron ligados íntimamente a la actividad de Córdoba. Nunca jamás fueron Extremadura. Azuaga, en todo caso, fue Córdoba. Hoy Córdoba suele mirar al sur perdiendo su norte. ¿Cuánto incrementaría Córdoba su potencial si mirara más al Guadiato y Los Pedroches?

La destreza es responsabilidad nuestra, de los túrdulos de la comarca. Llorar sirve de poco, quejarse de males venidos de fuera demuestra bastantes menos ganas de trabajar. Los alemanes, los vascos y los catalanes son seres favorecidos por los dioses, cierto: pero se lo trabajan también. Hoy estaba Urkullu en la Aquitania francesa tendiendo puentes para crear una macro región europea fuerte. Nosotros nos quejamos del de al lado. Lo bueno para Fuente Obejuna es bueno para Villaharta. Lo bueno para Obejo lo es para Espiel. Belmez y Pueblonuevo deben ser uña y carne. La Subbética, nuestra querida "soviética", en esto nos lleva vidas de ventaja. Lucena quiere bondades de Priego. Priego para Doña Mencía. Todos a una piden aquí.

La culpa es nuestra, por tanto, y de nadie de fuera. Nuestra, por no pensar como comarca. Nuestra, por no unir voluntades. Nuestra, por no pensar como paisaje. Nuestra por tener la cabeza, a veces, sólo en el hollín. Nuestra, por pensar que unas siglas, que siempre nos pillarán lejos, nos van a arreglar los males vecinales.

Hace falta consenso, pericia y destreza. Quizás en la comarca ya no hay toda la destreza profesional necesaria para desarrollar los proyectos que necesitamos. Buena parte de la mejor capacitación profesional guadiateña hace años que se fue fuera y ocupa, a veces, altísimos puestos de responsabilidad. Por lo tanto nos hace falta consejo para no repetir errores: de Córdoba, de Sevilla y de Madrid. Nos hace falta medición, diagnóstico y pericia.

Esa es la responsabilidad del exterior con nosotros, aconsejarnos. La nuestra, dejarnos aconsejar sin mirar solo al Peñón, al Castillo o al Polígono, entre otros baluartes atávicos comunes que sólo nos empobrecen y ciegan.

Plazo de propuestas para agentes sociales, públicos e iniciativas ciudadanas hasta el 7 de Julio.

Aquí la información proporcionada por el Ministerio:

Puede remitir tus propuestas de proyecto a la siguiente dirección de correo electrónico para su valoración: Convenios_Transicion_Justa@tragsa.es

Por favor, tenga en cuenta que para la selección de los proyectos se utilizarán los indicadores de selección mencionados en la cuestión anterior. Asimismo, para la fase de análisis de viabilidad de los proyectos se requerirá la siguiente documentación:

  • Plan de negocios
  • Memoria de actividades
Etiquetas
Publicado el
30 de junio de 2020 - 19:39 h
stats