Javi Romero, un portero cordobés de La Masía en la selección española sub 16

El ex jugador del Córdoba CF, actualmente en el Barcelona cadete A, ha sido llamado por Albert Celades para una concentración en Las Rozas

Tres días con la selección española. Una oportunidad y un sueño cumplido. Uno más para Javi Romero (Córdoba, 1998), que ha formado parte de la lista de 24 jugadores que durante tres días -del 3 al 6 de noviembre- se han concentrado en Las Rozas a las órdenes de Javier Celades. El ex futbolista del Barcelona y Real Madrid, ahora al frente del combinado nacional cadete, se encuentra en fase de rastreo de talentos por todo el mapa con el fin de componer un bloque competitivo para el próximo Europeo. El cordobés Romero es caso un debutante, al igual que siete compañeros más. Ya van dos citaciones con la Rojita. De momento, ha conseguido meterse en la órbita de las selecciones nacionales y eso ya es un mérito. Además, resulta un premio en lo personal. Porque la vida de Javier Romero de la Rosa no ha sido sencilla. Como infantil tomó la determinación, junto a su familia, de que lo mejor para su futuro era hacer las maletas y marcharse a La Masía. Allí, al lado de jóvenes reclutados por todos los rincones del mundo, progresa desde hace dos años. Mucho más desarrollado físicamente, sigue manteniendo los reflejos y la autoridad que siempre demostró desde muy pequeño.

Antes de vestir de blaugrana, Javi Romero describió una trayectoria meteórica en las divisiones formativas de Córdoba. Empezó en los prebenjamines del Apademar y de ahí saltó a la Escuela de Juanín y Diego. Sus condiciones no pasaron desapercibidas para el Córdoba CF, que le incorporó a su cantera en edad benjamín. De inmediato entró como un fijo en las selecciones provinciales, consiguiendo un subcampeonato de Andalucía en benjamines y alevínes, además del título autonómico en infantiles. Ese torneo fue su trampolín, pues en la final ante Cádiz paró dos penaltis en la tanda definitiva. Luego acudió a la selección andaluza sub 12 y se proclamó campeón de España. Un currículum brillante para un niño que llamaba la atención.

Javi Romero se fue al Barcelona para actuar en el cadete B, con el que cuajó una excelente temporada. En la actual, en el cadete A, ha ganado la competencia por el puesto con otros dos porteros fichados este verano por el club culé: Sergi Puig (Vilassar de Mar) y Dennis Otto (Mallorca). Romero también pudo ir al Real Madrid, que le pretendió en ese verano del 2012 en el que su mundo se alteró por completo. El jugador, que en alguna entrevista se declaró admirador de Iker Casillas, terminó marchándose hacia el otro gran club de España. No le supone ningún problema de conciencia. Él ha sido siempre cordobesista. Quizá algún día retorne al club de su ciudad. Quién sabe. De momento, con 15 años, sigue protagonizando una trayectoria ascendente. Está en el cadete A del Barcelona, en la selección española sub 16 y con un horizonte de desafíos por cumplir. Ya ha entrado en los entrenamientos del juvenil B azulgrana y su nombre comienza a sonar con fuerza como uno de los guardametas con más porvenir en las secciones inferiores del club catalán.

Etiquetas
Publicado el
5 de noviembre de 2013 - 11:00 h