La valorización del aceite de oliva

Durante las últimas dos semanas,

se han producido dos noticias, que en mi opinión, son bastante importantes para los agricultores y para el cultivo de la aceituna de almazara.

La primera de ellas es el convenio firmado por el Ministerio de Agricultura y las Organizaciones presentes en la cadena de valor del aceite de oliva.

Concretamente hablo de la Asociación de Grandes Empresas de Distribución, la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, La Asociación Nacional de Industriales, Envasadores y Refinadores de Aceites comestibles, La Asociación Española de la Industria y el Comercio

Exportador del aceite de oliva, la Federación Española de Industriales Fabricantes de Aceites de Oliva, las Cooperativas de España y las Organizaciones Agrarias.

Teniendo en cuenta, según el preámbulo del citado convenio, dedicado a la valorización de la calidad de nuestro aceite de oliva, la importancia que representa este cultivo en nuestro país, puesto que somos sin lugar a dudas, el primer eslabón de la producción mundial de aceite, hay que incrementar la valorización de éste, mejorando su reconocimiento tanto nacional como internacional, siendo necesaria la colaboración entre todos los eslabones de la cadena, desde la producción hasta la distribución.

Uno de los temas más importantes, creo que es la mejora de la formación y la información del consumidor. Así, se realizarán actuaciones encaminadas a reforzar la calidad de los aceites de oliva, así como actuaciones encaminadas a la mejora de los procedimientos para la evaluación de la calidad y el refuerzo de la colaboración institucional para la mejora de la calidad. En suma se trata de incrementar la colaboración en materia de promoción e información al consumidor.

Como siempre, el convenio puede ser otro gesto más para la galería, que no obliga a nadie. Pero puede ser una oportunidad de conseguir que la calidad de nuestro cultivo estrella, pueda llegar a todos los consumidores en una condiciones inmejorables. Desde el sector, estamos realizando adecuadamente los deberes, separamos, en el caso de mi empresa, y por supuesto, en muchas otras, la aceituna del vuelo de la del suelo, y en la almazara se moltura aparte, con un control adecuado de la calidad. Todo esto supone, lógicamente un incremento de los costes de producción, que los profesionales del campo, los agricultores, piden que se vea recompensado, lógicamente en el precio, de tal forma que los costes añadidos que les representa producir de esta forma, se vean recompensados. Ya veremos si los industriales y la distribución

tienen en cuenta todos estos esfuerzos de los productores, y premian adecuadamente, vía precio, estos sobrecostes. O si por el contrario, continúan con la presión dominante que les caracteriza en la formación de los precios.

Con respecto a la segunda noticia que comentaba al principio, la Consejera de Agricultura, reunida con las Organizaciones Agrarias Andaluzas, y con la Federación de Cooperativas, han suscrito un documento relacionado con la reforma de la PAC, que está

ultimando ya sus últimos coletazos en el Ministerio de Agricultura.

En este documento,

consideran irrenunciable el mantenimiento del importe total de la ficha financiera de ayudas directas percibidas por los agricultores y ganaderos andaluces en el periodo 2007-2013, y el presupuesto total percibido `por la Comunidad Autónoma en concepto de Desarrollo Rural. Asimismo, exponen que el número de estratos del modelo de regionalización debe ser como mínimo de 25. Y Rechazan la propuesta presentada por el Ministerio, sobre el desacoplamiento y las ayudas asociadas.

Como he venido comentando en numerosos artículos en a pie de surco, a lo largo de los últimos meses, aquí se viene defendiendo el mantenimiento del status quo, que no cambie nada, y que todo siga igual, porque aunque la Consejera conforme este frente andaluz, aquí en Andalucía hay lógicamente terribles diferencias en cuanto a percepción de ayudas, entre cultivos y comarcas. Hay muchas zonas, aquí mismo en nuestra provincia, La Sierra, Los Pedroches, la Subbética, etc., que sus derechos de Pago Único, son irrisorios, frente a otras comarcas que tienen las ayudas más altas, por ejemplo los algodoneros de la Vega del Guadalquivir.

Se ha perdido la oportunidad de haber luchado por un reparto más equilibrado y más justo de las ayudas. A mí me gustaría ver cómo le explican las Organizaciones Agrarias de Ámbito Nacional, a sus agricultores y ganaderos asociados, estas diferencias entre agricultores, entre regiones y entre comarcas. En fin, es una lucha entre regiones, cultivos y agricultores y ganaderos. El problema del mal reparto de las ayudas continuará otro ciclo más.

Etiquetas
Publicado el
20 de enero de 2014 - 07:00 h
stats