La responsabilidad social en la alimentación

La fundación Adecco ha publicado recientemente, y por cuarto año consecutivo, el informe "el Ciudadano español y la Responsabilidad Social Corporativa". Un trabajo en el que se analizan las percepciones que tienen los ciudadanos de las empresas de nuestro país y sobre todo lo que esperan de ellas en esta coyuntura delicada.

Este trabajo está basado en una batería de encuestas a 1.000 ciudadanos de diferentes Comunidades Autónomas.

Parece ser que el concepto de Responsabilidad Social, continua siendo desconocido para la mayoría de los ciudadanos, concretamente un 65% desconoce el significado de RSC. Sin embargo,

los resultados contrastan que los ciudadanos si conocen la responsabilidad social, sin ser conscientes de

ello,

ya que un 90 % consideran que las empresas deben tener la misma responsabilidad que los poderes públicos a la hora de dar respuesta a los problemas y necesidades del entorno.

Así, la mayoría de los encuestados consideran que en el triple desempeño de la RS de las empresas, se continúa priorizando mucho el aspecto económico, en detrimento del aspecto social y medioambiental.

Las empresas que presentan una mayor reputación entre los ciudadanos son las del sector de la Alimentación y Bebidas. Los ciudadanos son cada vez más selectivos y exigentes a la hora de consumir. Un 47% de los encuestados han dejado de consumir marcas por considerar que no son respetuosos con el entorno. Y 7 de cada 10 encuestados

consideran que las empresas españolas están por debajo de las europeas en la escala de responsabilidad.

Así pues,

cada vez hay más ciudadanos que realizan un consumo crítico. Y piensan que las empresas aún pueden mejorar mucho, y sobre todo en tres variables tales como la conciliación de la vida personal y profesional, los beneficios sociales a los empleados y un salario justo e igualitario.

Hay también un creciente interés por los productos locales o de cercanía, así como por toda la información relativa a su origen o procedencia, así como a los ingredientes y a su información nutricional. Crece, pues, el conocimiento del consumidor sobre la alimentación en general.

En estos tiempos de crisis económica generalizada y cuando apreciamos la vulneración de muchos derechos fundamentales que costaron muchos años conseguir, es muy importante la labor de los consumidores en el terrible poder que tenemos como tales, y que es la compra.

Una compra consciente y responsable haría que las empresas se preocupasen más por las cuestiones sociales de sus empleados y por las cuestiones medioambientales, que la crisis parece que ha dejado aparcados.

Etiquetas
Publicado el
21 de abril de 2014 - 08:00 h
stats