Aceite de oliva virgen extra andaluz

Se confirman los datos, y la campaña de aceite de oliva, que está prácticamente terminada, salvo algunos días que faltan en la zona sur de la provincia, llegará a las 1.700.000 toneladas a nivel nacional y del que más del 80 % corresponderán a Andalucía.

Esta campaña volverá a batir el record y superará a la histórica de 2011-2013, no sólo en producción sino también en salidas al mercado, registrándose en la de 2013-2014, una comercialización próxima a las 135.000 toneladas mensuales, de cosecha, frente a las 120.000 toneladas de la campaña 2011-2012.

El incremento de las exportaciones está en consonancia con los aforos del Consejo Oleícola Internacional, tanto en el apartado de producción como de mercado, a nivel mundial. Según sus estimaciones, que ha rebajado la previsión de producción mundial de 3.098.000 toneladas a 3.050.000 toneladas, parece ser que como consecuencia de las mermas importantes en países como Grecia, Túnez o Turquía, por lo que los compradores, en este caso los italianos, se están abasteciendo en nuestro país. Los principales países a los que se exporta han incrementado su volumen de exportación. En comparación con la campaña anterior, las exportaciones a Italia se han incrementado un 86%, a Portugal un 30%,, a Francia un 33%, a Estados Unidos un 51% y a Reino Unido un 3%, mientras que a Japón se mantienen estables (-1%).

Estos seis países suponen el 80% de las exportaciones españolas. Las exportaciones a China han bajado un 35% y a Brasil un 39%, mientras que a Australia han aumentado en un 30%.

Lo importante a destacar es el dinamismo en el mercado, pero también es verdad que la media de las ventas, en los lampantes y los vírgenes, está por debajo de los dos euros. E incluso la venta de aceite virgen extra, con niveles de calidad razonable,

oscila entre los 2,04 euros y los 2,10 euros. Son precios que en muchos olivareros de nuestra provincia, apenas le cubren los costos de producción. Y vuelvo a la llamada de atención del olivar de baja producción, que es el que más necesitado está de las ayudas asociadas, que el Ministerio ha dejado abandonado, en la reforma de la nueva Política Agraria Comunitaria.

Parece ser que la Consejería de Agricultura, de la Junta de Andalucía, va a incentivar, en un nuevo Plan, a los proyectos de fusión e internacionalización de las empresas para ganar en dimensión y en competitividad, de tal forma que va a primar acciones resultantes de uniones o integraciones de empresas, así como de aquellas dirigidas a la comercialización conjunta, apoyando la creación o mejora de establecimientos para la venta minorista, centros de concentración de oferta o lonjas virtuales.

Así que tendrán preferencia, en palabras del viceconsejero, los proyectos que tengan una base exportadora y la implantación de un servicio de gestión comercial en empresas que agrupen a dos o más productores agrarios.

Otras Administraciones como la Diputación Provincial o la Cámara de Comercio, también están impulsando proyectos de Internacionalización,

para afrontar la salida al exterior desde una visión estratégica y siguiendo planes de acción estructurados.

Pues sería importante que la Consejería de Agricultura, liderara e impulsara, junto con las cooperativas andaluzas y la Asociación de almazareros privados, un proyecto de comercialización de nuestro aceite de oliva, con una marca netamente andaluza. Eso sería un buen proyecto de salida al exterior y la posibilidad de poder trabajar el sector productor en aras de la calidad diferenciada.

Etiquetas
Publicado el
24 de marzo de 2014 - 07:00 h