Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Los vecinos del casco señalan que llevan tres meses esperando poder hablar de placas solares con la GMU

Vista del casco histórico de Córdoba

Redacción Cordópolis

0

Las asociaciones vecinales del casco histórico de Córdoba, con el apoyo del Consejo de Distrito Centro, han afirmado este jueves que llevan mucho tiempo “dando muestras de paciencia y entregando diversas propuestas constructivas” al gobierno municipal del PP, “en relación con la prohibición de instalar placas solares para autoconsumo eléctrico en el ámbito del Pepch”, pero lo cierto es que llevan YA “tres meses” esperando a ser recibidos en la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU).

Así lo han destacado, en una nota conjunta, el citado Consejo de Distrito Centro y las asociaciones vecinales de La Axerquía, Regina-Magdalena, La Medina de Córdoba, San Lorenzo Existe, Galea Vetus de San Agustín, La Puerta de Almodóvar y La Fuenseca, Santa Marina y Orive.

En concreto y “con fecha del pasado 28 de junio” presentaron “una solicitud de reunión con la GMU, para retomar las consultas y el intercambio de información sobre lo avanzado, en particular los trabajos, consideraciones y alternativas técnicas y jurídicas, así como la posición política al respecto” de la instalación de las placas solares en el caso histórico.

Al no tener respuesta, “con fecha del pasado 12 de septiembre” reiteraron “la petición, con un documento entregado en la Secretaría del presidente de la GMU, Miguel Ángel Torrico”, pero “dos semanas después seguimos igual, con silencio administrativo”.

En las asociaciones vecinales creían que “las continuas dilaciones, rodeos, distracciones, informaciones engañosas y, en definitiva, la ausencia de soluciones, eran marca de la casa del anterior presidente de la GMU, Salvador Fuentes. Sin embargo, la actitud del nuevo presidente no llega siquiera a aparentar preocupación, haciendo válido el dicho de otro vendrá que bueno te hará”.

Por ello, las asociaciones vecinales han recordado que “el mantenimiento de esta discriminación con 30.000 cordobeses, en nuestros derechos y nuestros bolsillos, a más de la repercusión en el mayor consumo eléctrico, es responsabilidad de nuestro Ayuntamiento y es, por tanto, la obligación de sus responsables políticos el arbitrar soluciones, con participación de la ciudadanía y del movimiento vecinal”.

En consecuencia, entienden que “la responsabilidad última de esta situación es de nuestro alcalde”, el popular José María Bellido, “a quien en lo sucesivo dirigiremos las reclamaciones y protestas que la indignación ciudadana contra esta parálisis está haciendo crecer, ante la evidencia de que no se trabaja por parte de nuestros responsables políticos en las soluciones”.

Etiquetas
stats