Córdoba acoge las negociaciones del convenio colectivo de Paradores de Turismo con el reto de mejorar las condiciones de la plantilla

Delegados de CSIF en el Comité Intercentros de Paradores junto con la presidenta del comité de empresa del Parador de la Arruzafa, Emilia Molero.

El sindicato CSIF ha informadode que Córdoba ha acogido esta semana la presentación de las plataformas para la negociación del convenio colectivo de Paradores de Turismo, siendo la primera vez que el sindicato participa en este proceso para mejorar las condiciones laborales y salariales de su plantilla. “Estamos muy satisfechos del estudio y puntos tratados por los delegados del comité intercentros de CSIF”, según afirma la presidenta del comité de empresa del Parador de la Arruzafa, Emilia Molero, quien informa de que esta reunión marca el inicio de las negociaciones para la aprobación de este documento y destaca el impulso de CSIF a este proceso.

El sindicato viene denunciando desde hace años la precariedad laboral que sufren los en torno a 70 empleados y empleadas de este Parador. El sindicato critica que “las malas condiciones laborales se han domiciliado desde hace años en esta empresa pública, así como la media salarial de la platilla, que no llega a los 1.000 euros brutos mensuales”.

El Sector de Entidades Públicas Estatales (EPE) de CSIF Córdoba, sindicato mayoritario en el Parador de la Arruzafa, señala que “el personal sigue condicionado por la pandemia, sobre todo respecto a las contrataciones, ya que se hacen de forma puntual y mediante contratos precarios tanto en duración como en la jornada laboral, lo que origina que parte de plantilla cualificada opte por otras empresas más rentables, con mejores remuneraciones y con una mayor estabilidad”.

CSIF afirma que “Paradores soporta las peores condiciones de todas las empresas públicas del país”, aunque muestra su confianza en que la negociación del nuevo convenio colectivo desemboque en un cambio en las condiciones laborales y salariales de los trabajadores. “Solamente dándole un giro de 180 grados a la política de contratación, se podrá rebajar la tensión que sufre el personal para poder prestar un servicio de excelencia, algo que únicamente es posible con una cifra de empleados y empleadas suficiente y con tiempo material para realizar las tareas”, indica la central sindical.

El sindicato denuncia que actualmente la plantilla resiste de manera muy precaria ante la carencia de derechos laborales suprimidos, como es el cobro de antigüedad o el hecho de que una parte muy grande de su sueldo es variable, vinculado este a una producción que no se puede controlar. Esto origina que sus sueldos brutos apenas lleguen a los 1.000 euros. “Por todo ello, demandamos una solución digna para los empleados y las empleadas del Parador de la Arruzafa con condiciones y remuneraciones acordes a los de una empresa pública, así como con medidas de conciliación reales y flexibles”, resalta Molero

Por otro lado, el pasado lunes finalizó el plazo de la convocatoria para el proceso de estabilización mediante la oferta pública de empleo (OPE) de Paradores con la adjudicación de cuatro plazas en diferentes departamentos del establecimiento ubicado en Córdoba. “En CSIF nos satisface que la plantilla estructural se amplíe y que trabajadores que llevan años ejerciendo sus funciones puedan acceder a un contrato fijo, pero, al mismo tiempo, nos entristece que tres de esas cuatro vacantes que van a cubrirse sean fijas-discontinuas y, algunas, por una duración inferior a lo necesario para que esos profesionales pudieran, si la baja ocupación lo requiera, cobrar una prestación de desempleo cuando dejen de estar contratados”, apunta Molero.

Etiquetas
Publicado el
24 de octubre de 2021 - 12:40 h
stats