Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
Branded Content

Alpargatas de mujer: la historia de un calzado humilde que es tendencia cada verano

Alpargatas de mujer.

Cordópolis Brand

0

El verano es una de las estaciones más esperadas del año porque, con el calor y los días largos, llega el momento de lucir prendas ligeras y cómodas. En esta temporada, un calzado que no puede faltar en el fondo de armario son las alpargatas de mujer. Este zapato estival de origen humilde se ha convertido en la actualidad en la pieza perfecta darle un toque fresco y desenfadado a tu vestuario. Pero, ¿sabes cuándo y dónde surgieron las alpargatas? ¿En qué momento pasaron a ser un icono de la moda?

El origen de las alpargatas

Las alpargatas nacieron en la costa mediterránea, donde eran utilizadas por las clases trabajadoras debido a su comodidad y durabilidad. Están inspiradas en el antiguo calzado egipcio, y hay registros de su existencia en la zona de Cataluña desde 1322. Hechas a mano, con suela de esparto y una parte superior de lona, las alpargatas ofrecían la protección necesaria y permitían transpirar los pies en los calurosos días de trabajo veraniego. Como eran baratas de producir y tenían un precio asequible, pronto se convirtieron en un elemento indispensable en la vestimenta diaria de las clases más bajas dedicadas a trabajos manuales.

La transición del campo a la ciudad

Con el paso del tiempo, las alpargatas comenzaron a migrar de los campos a las ciudades. Este cambio no fue inmediato, pero durante los siglos XVIII y XIX, empezaron a ser adoptadas por trabajadores urbanos y eventualmente por la burguesía. Su simplicidad y funcionalidad hicieron que fueran muy apreciadas para la época veraniega, y comenzaron a aparecer en las plazas y mercados de las ciudades más grandes.

En Cataluña, por ejemplo, las alpargatas o espardenyes se convirtieron en un símbolo de identidad cultural. Se usaban en celebraciones y festividades, y empezaron a ser decoradas con colores y diseños más elaborados. Así, pasaron de ser un simple calzado de trabajo a un accesorio con un significado cultural más profundo.

Las alpargatas en el mundo de la moda

A principios del siglo XX, las alpargatas dieron un salto significativo en el mundo de la moda. Figuras influyentes como Salvador Dalí y Pablo Picasso fueron vistos usando alpargatas, lo que ayudó a popularizarlas entre la élite artística y bohemia. Estos artistas apreciaban no solo la comodidad de las alpargatas, sino también su conexión con la tradición y la autenticidad.

En la década de 1970, Yves Saint Laurent, uno de los diseñadores más icónicos de la moda, introdujo las alpargatas en sus colecciones de alta costura de la mano de Lorenzo Castañer, heredero del Taller Castañer donde se fabricaban alpargatas desde 1927. Saint Laurent le pidió crear una alpargata con altura para convertirla en un zapato elegante que pudiera utilizar con sus diseños, y en diez días Castañer le presentó el primer prototipo de lo que ahora conocemos como las cuñas de esparto.  Juntos, Castañer y Saint Laurent llevaron este zapato tan humilde y funcional a las pasarelas de París, elevando inmediatamente el estatus de las alpargatas y abriendo las puertas para que otros diseñadores exploraran y reinventaran este calzado tradicional. 

Desde entonces, y hasta el día de hoy, las alpargatas son un elemento indispensable en el vestuario veraniego femenino, utilizado por mujeres de todo el mundo y de todos los status para crear outfits tanto elegantes como casuales.

Alpargatas y vestidos de verano: un combo que no falla

Los vestidos largos y fluidos son un clásico del verano. Las alpargatas, especialmente las de cuña, son perfectas para combinar con este tipo de vestidos porque, al estilizar las piernas y hacerte parecer más alta, añaden un toque de elegancia sin perder la comodidad.

En cuanto a los vestidos cortos, las alpargatas planas de colores vivos son la mejor elección para crear un contraste interesante y llamativo. Además, si eliges unas alpargatas con detalles como bordados o cintas, obtendrás un toque extra de estilo en tu look.

Alpargatas con pantalones: una apuesta segura para looks casuales

Las alpargatas planas son ideales para combinar con shorts. Si tienes unos pantalones cortos de mezclilla, prueba combinarlos con unas alpargatas de rayas marineras. Este look es perfecto para un día en la playa o un paseo por el parque. También pegan perfectamente con los pantalones capri, que son más largos que los shorts pero igual de frescos. Si te pones unos capri blancos, unas alpargatas de cuña en tonos metálicos pueden darle un toque chic a tu atuendo en una cena al aire libre o una tarde de compras con amigas.

Alpargatas en eventos especiales

Las bodas en la playa son cada vez más populares y las alpargatas son el calzado perfecto para este tipo de eventos. Son cómodas para caminar en la arena y, al mismo tiempo, pueden ser muy elegantes. Unas alpargatas de cuña en colores pastel, como el rosa o el azul claro, son perfectas para combinar con un vestido largo y vaporoso. Del mismo modo, si tienes un bautizo o alguna comida especial a mediodía, las alpargatas también son una excelente opción. Puedes combinarlas con vestidos cortos o midi, y si la fiesta es más formal, las alpargatas con detalles brillantes o de encaje le darán un toque más elegante a tu atuendo.

Etiquetas
stats