La voz de la cantera del Carnaval

Alumnos participantes del 'Carnaval en la escuela' | TONI BLANCO

Butacas repletas y teatro casi lleno. Y no. No se trata de un pase de preliminares o semifinales del Concurso de Agrupaciones Carnavalescas. Es el programa Carnaval en la Escuela, una iniciativa que consigue llenar el Gran Teatro gracias a la masiva participación de los más pequeños. Abanderando la actividad, la Asociación de Autores y Directores del Carnaval de Córdoba que, por tercer año consecutivo, ha trasladado su pasión por la fiesta a más de 700 niños de 11 colegios diferentes.

Desde el mes de noviembre, nueve monitores han visitado los centros escolares y, junto con los alumnos, han elaborado los tipos y las letras de los pasodobles y cuplés que durante este jueves se han escuchado en el Gran Teatro. Es el caso del colegio Almedina, cuyos alumnos de tercero, cuatro y quinto de primaria han contado con la colaboración de los monitores Juan Francisco Soto y Samuel Caballero.

Tal y como ha explicado una de las profesoras, Mónica Fuentes, “los alumnos de tercero son el primer año que actúan y gracias a Samuel están hoy aquí”. Los pequeños se han disfrazados de buzos para describir “aquellos años en los que no había Carnaval en Córdoba y tenían que sumergirse en Cádiz”. Bajo el nombre de 'Los buceadores del Navallana', sus alumnos han cantando el pasodoble Húmedos y acalorados, de Samuel Cabello, y un cuplé con letras inventadas en japonés, también de Cabello.

Como los alumnos del colegio Almedina, los escolares del resto de centros han ido desfilando por el escenario para mostrar, tanto a padres como a profesores, lo que han aprendido en estos meses en los que el Carnaval se ha convertido en una asignatura más. Así, los colegios que han participado han sido Pedagogo García Navarro, Andalucía, Araceli Bujalance Arcos, Azahara, Salvador Vinuesa, Albolafia, Córdoba, Caballeros de Santiago, Concepción Arenal y Jerónimo Luis de Cabrera. Como novedad, este año también se han unido al Carnaval en el Escuela dos colegios del extrarradio.

A pesar del buen funcionamiento con el que se ha desarrollado el Carnaval en la Escuela, uno de los integrantes de la Asociación de Autores y Directores del Carnaval de Córdoba, Julio Horcas, ha asegurado que han tenido “muchas trabas” a raíz del cambio de directiva en la Asociación Carnavalesca. Así, Horcas ha explicado que “por un malentendido, la Carnavalesca se pensó que no íbamos a poner en marcha el Carnaval en la Escuela. Pero no fue así. Simplemente, Marcos Monje, que es quien lo llevaba antes, dijo que no podía por problemas laborales”. Así, “y de manera unilateral, no quisieron consultarnos y la Carnavalesca incluyó este programa en su proyecto”. Junto a esto, Horcas ha apuntado que, además, “la Carnavalesca no quiso darnos un día el Gran Teatro y nos dejaron a última hora sin sonido”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Carnavalesca, Alfonso González, ha explicado a este medio que “las cosas no sucedieron así”. “Desde Autores no se ponían en contacto con nosotros para nada e incluimos ese programa en el proyecto de Carnaval. Cuando nos enteramos de que sí lo querían hacer, les dijimos que por supuesto ya que la iniciativa era de ellos”.

Con respecto a la cesión de un día del Gran Teatro, González ha asegurado que “Autores no reservó la fecha para este acto y tuvimos nosotros que mediar para que” el Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) “le diera un día”. Para el desarrollo del Carnaval, la Carnavalesca pidió diez días normales y dos festivos “y nos dieron dos fechas gratis, que hemos utilizado para nosotros: un día para la Fiesta de Mayores y otro para la Fiesta de la Primavera que tendrá lugar en el Teatro de la Axerquía”.

Por ello, la Asociación de Autores ha tenido que hacer frente al gasto de uso de un día del Gran Teatro ya que el Carnaval en la Escuela no está dentro del programa de actividades de la Carnavalesca. Tal y como ha apuntado González, “el canon para usar el Gran Teatro oscila los 3.500 euros y conseguimos que a Autores sólo se le cobrara la mitad ya que el resto lo pagaba el Ayuntamiento. Esto es lo que se llama un canon subvencionado”. Con respecto al uso del sonido, Gónzalez ha asegurado a Autores que “si nos lo hubieran pedido se lo hubiéramos dado sin problema, pero es que no nos han llamado para nada”.

Etiquetas
stats