Semana de tormentas en la Sierra

Después de los 25 litros que dejó el último episodio de lluvias entre los pasados días 12 y 13 de octubre, caminamos hacia otro episodio de alta inestabilidad a partir del próximo domingo y que será analizado debidamente según se acerque y confirme el mismo. Mientras, entre ambos, hemos transitado por un más que apacible fin de semana de temperaturas al alza y cielos despejados, pero de típica jornada otoñal de mediados de octubre, en que ya dejados por completo los rigores del verano, el cambio de armario se ha hecho del todo inevitable.

No obstante, antes de lo que pueda ocurrir a partir del próximo 23 de octubre, la semana se presenta con cierta tendencia al aumento de inestabilidad atmosférica como consecuencia de la combinación entre una baja de origen subtropical y el aire ya frío que tiende a dominar en la Península. Dicha baja inyectará una potente carga de humedad desde el litoral luso a la circulación atmosférica sobre la Península Ibérica, que entre los próximos martes y viernes aportarán nubosidad de evolución, pudiendo dejar precipitaciones, más abundantes en Sierra Morena, y que podrán ser más importantes durante la tarde-noche del próximo jueves.

Tardes de tormenta las que tenemos por delante en esta semana que comienza, de ver crecer desarrollos convectivos según medie el día y que podrían venir acompañadas de aparato eléctrico con más probabilidad en la tarde del jueves. Como es costumbre en este tipo de episodios, la intensidad y localización de los mismos se convertirá en una suerte de lotería, pero que vendrá a aportar algo de movimiento a este otoño que, aunque ha tardado en llegar, parece querer hacerlo con cierta constancia. Toca escuchar truenos.

Etiquetas
stats