La lluvia vuelve a Córdoba tras el repunte de temperaturas

Vuelve la lluvia a Córdoba

0

Puede que, al fin, la lluvia llegue a Córdoba. Aunque así, en condicional. La posibilidad de que las precipitaciones terminen abrazando la necesitada y sedienta tierra cordobesa empieza a ser grande. Sin embargo, los últimos vaivenes que vienen dando los modelos de predicción, y al amparo de la tendencia tan seca y calurosa de los últimos meses, vaticinar un cambio de rumbo a más de 72 horas resulta, hoy por hoy, aventurado. La prueba la ha dado este último fin de semana, cuando las previsiones apuntaban a máximas próximas a los 33 o 34 grados, y los registros oficiales a duras penas sobrepasaron los 28.

El calor recupera terreno durante el fin de semana con máximas de hasta 33 grados

El calor recupera terreno durante el fin de semana con máximas de hasta 33 grados

Algo que podrá volver a ocurrir durante el comienzo de semana y días próximos, en los que la nubosidad y el polvo en suspensión limiten la subida de temperaturas que las previsiones señalan sobre el papel. En principio los ingredientes en altura son suficientes para que las máximas durante las tardes del martes y el miércoles alcancen o incluso superen la barrera de los 35 grados en el valle del Guadalquivir. El aire cálido que inyectará la borrasca atlántica será suficientemente intenso para que se llegue a registros que de darse serían del todo históricos por lo avanzada en que se encuentra la estación otoñal. Previsiones que incluso dibujan registros de entre 37 y 38 grados en algunos puntos del tercio oriental de la provincia, donde quedará concentrado el calor más intenso.

Sin embargo, serán otros factores como la carga de humedad, las partículas en suspensión, e incluso el fuerte gradiente térmico, los que determinen las temperaturas finales que la intensa entrada de aire cálido deje en la provincia en los primeros días de la semana. El calor no obstante será más notable en cuanto a las mínimas, que precisamente por el efecto combinado de todo lo anterior, podrá dejar el termómetro en valores prácticamente veraniegos durante las horas nocturnas, con registros bordeando los 17 o 18 grados a primeras horas de la jornada.

Por fortuna menos incertidumbre parece existir en cuanto a la tendencia que se espera de cara a la segunda mitad de la semana. Desde las últimas horas del miércoles los sistemas frontales asociados a la borrasca atlántica podrán terminar alcanzando la mayor parte de la mitad occidental de la Península. Desde entonces, y en especial durante la jornada del jueves, las lluvias tomarían el relevo del calor tardío de octubre.

La aproximación de la borrasca y el cambio de flujo de sur a oeste, favorecería la llegada de las lluvias atlánticas hasta la provincia cordobesa, prolongándose hasta el fin de semana con el paso de diversos frentes de menor o mayor intensidad. Además, el cambio de viento y la llegada de lluvias iría acompañada de un notable descenso térmico. El poniente favorecería a partir de la tarde del jueves el cambio de masas de aire, provocando un descenso de temperaturas de entre 4 a 6 grados con el paso de los días.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats