Encinas Reales, el referente nacional de los oficios de la madera

Escuela de la Madera en Encinas Reales

Desde 1993, Encinas Reales es sinónimo de formación e innovación en los oficios de la madera. En ese año, en este municipio del sur de la provincia de Córdoba donde habitan unos 2.500 vecinos, se creó la Escuela de la Madera, que se ha convertido en Centro de Referencia Nacional en España de producción, carpintería y mueble por formar a especialistas en este ámbito y estar siempre a la vanguardia en conocimiento, tecnología y atención a las demandas de este sector económico.

Por la Escuela de la Madera, dependiente del Servicio Andaluz de Empleo, han pasado ya 4.500 alumnos para formarse, entre profesionales del sector y personas desempleadas que han adquirido conocimientos para acceder al mercado laboral en las empresas de la madera. A lo largo de todos estos años, los alumnos han llegado a Encinas Reales desde todas las provincias de Andalucía y, en el centro, desarrolla su labor una plantilla fija de una veintena de profesores especialistas. Ese movimiento de personas, con ayudas y becas para los alumnos, genera en el pueblo un importante impacto en la economía local, desde alojamientos al comercio y hostelería. Y, además, vincula el nombre de Encinas Reales por todo el país.

Dentro de la escuela, lo que se genera es conocimiento e investigación en una estrecha colaboración con el sector empresarial de la madera, de manera que la formación en el centro está adaptada a las demandas del sector, convirtiendo al alumnado en los profesionales que realmente buscan las empresas. “El sector demanda personal cualificado”, explica a Cordópolis la responsable del Departamento de Proyectos del Centro de Referencia Nacional Escuela de la Madera, Araceli Cabello.

Inserción laboral entre el 80% y el 100%

Cada año, la Escuela de la Madera ofrece unos 30 cursos de formación, por los que pasan anualmente 170 alumnos. “Estos cursos tienen una media de un 80% de inserción laboral. En algunos de los casos llega hasta el 100%”. Porque, ese, mejorar la empleabilidad es uno de los objetivos de este centro y, para ello, los alumnos pasan por distintos cursos, de manera que completen su formación para acceder al mercado laboral o bien para reciclarse como profesionales y sumar nuevos conocimientos.

La teoría y la práctica se dan la mano en este centro de formación, con el alumnado pasando por las aulas y los talleres. Desde el primer contacto con la madera y la maquinaria básica para trabajar con ella, a la última innovación en el diseño, acabado y barnizado, y la tecnología y maquinaria más actual que las empresas del sector utilizan, todo forma parte del aprendizaje de los oficios de la madera que se concentran en este centro. Cursos específicos de carpintería, barnizado y acabado, montaje, instalación, producción industrial, mecanizado o software de diseño dan las pautas a quienes luego serán los profesionales mejor formados en la madera en todo el país.

Y, siempre, con un ojo puesto en el sector empresarial y sus demandas. En Andalucía hay 666 empresas de la madera y el 30% están en la provincia de Córdoba, con el foco más importante en Lucena, a pocos kilómetros de Encimas Reales y la escuela. “La cercanía del centro con el mundo empresarial nos ha permitido analizar los sectores productivos, detectar cuáles son las necesidades formativas que tienen los sectores para así apoyar y ofrecer servicios de apoyo, y una formación adaptada a las necesidades actuales y futuras que tienen las empresas”, dice Cabello.

Tecnología, ciencia y transferencia de conocimiento

Además, la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación que posee el centro cuida especialmente la transferencia de conocimiento desde las universidades. Ciencia, tecnología, innovación y empresa se dan la mano con la escuela en la búsqueda de nuevos materiales, nuevos usos de la madera, tratamientos e investigaciones.

Todo ese trabajo integral, del personal de la escuela, profesorado y alumnos, acumula ya más de una treintena de premios a nivel andaluz y nacional, donde destacan los premios de diseño a piezas creadas en esta escuela, pero también distinciones como tres galardones dentro de los Premios a la Excelencia Educativa que este mes de marzo han recibido a nivel nacional.

Aunque el mejor premio es cómo la Escuela de la Madera ayuda a los alumnos a crecer profesionalmente, a encontrar un empleo y, además, a crear empresas. Quienes pasaron por sus aulas y talleres ya han creado más de 60 empresas de la madera, con la generación de puestos de trabajo que lleva consigo.

Y para seguir esta trayectoria y no dejar de mirar al futuro, el centro va a estrenar un Aula de Emprendimiento, donde apoyar y acompañar a los alumnos en la creación de sus propias firmas, además de estrechar la interrelación con las empresas del sector de la madera, alimentando ese ecosistema económico a nivel andaluz y nacional.

Etiquetas
stats