Tres puntos ganados por el Córdoba en pleno agosto

Alineación titular del Córdoba ante el Granada | ÁLVARO CARMONA
El equipo blanquiverde, aún con taras pero con rango, superó el examen de su presentación en El Arcángel | Oltra, cauto y realista a la espera de refuerzos

Es verano y todo es relativo. De acuerdo. Los resultados raros están a la orden del día. Se producen en cualquier lugar del mundo y del modo más estrambótico. Ya lo recordó José Luis Oltra después del cochambroso partido que su equipo realizó en la Ciudad Deportiva Ramón Cisneros Palacios, donde fue derrotado -y superado- por los chavales del Sevilla Atlético (2-1). “No me consuela lo de mal de muchos, consuelo de tontos, pero es una realidad”, explicó entonces el valenciano. Con un argumentario idéntico, pero con el rostro mucho más relajado, se mostró Oltra después del partido ante el Granada. La presentación del Córdoba en El Arcángel deparó una sólida victoria (2-0) frente a un adversario de Primera División, una categoría que los blanquiverdes pretenden recuperar. El personal se llevó la impresión de que están en el camino, lo que debe interpretarse como un logro magnífico. El club viene de la más absoluta depresión, tras una temporada horrible y un descenso sin paliativos. Fue un amistoso de verano, pero el Córdoba ganó tres puntos muy particulares.

1) UNA VICTORIA QUE NO SE VEÍA... ¡DESDE EL 5 DE ENERO!

Habrá pocos estadios en el país que lleven tanto tiempo sin presenciar una victoria del anfitrión. El cordobesismo celebró el último éxito de los suyos una noche de Reyes, el 5 de enero. Fue, precisamente, frente al Granada. Desde entonces, el equipo fue de derrota en derrota hasta el hundimiento final. La convivencia con la desgracia marca el carácter. La afición, sin embargo, acudió ansiosa de olvidar. Buscó detalles para reconstruir su ilusión y los encontró en el césped. Siete meses después volvió la sonrisa. Sí, era un amistoso de verano. Pero cuando se lleva tanto tiempo sin echarse un alegría a la boca todo parece un manjar de dioses.

2) XISCO, RAZAK, SILVA... LAS SEGUNDAS OPORTUNIDADES

El portero y el delantero centro concentraban las miradas de los seguidores. Razak Brimah fue titular y disputó todo el partido. Llegó hace unos días y se encontró con lo que no pudo lograr en su etapa anterior. El año pasado, por estas mismas fechas, el Córdoba le puso en la calle para quedarse con Juan Carlos y Saizar. Y para el filial contrató a Jon Villanueva. Ahora éste juega en el Marbella, Saizar se marchó al AEK Larnaca de Chipre y Juan Carlos lo vio todo desde la grada. La salida del alcarreño parece inminente. Y el internacional ghanés, avalado por una notable campaña en el Mirandés, regresa por la puerta grande. Una historia de fútbol.

Lo de Xisco roza lo paranormal. En invierno pasado salió del club porque no marcaba -tampoco jugaba demasiado-, pero la operación resultó un fiasco para la entidad: ni uno solo de sus sustitutos celebró un gol. Él sí hizo bastantes en el Mallorca, a donde se marchó cedido. Ahora retorna para asumir un papel protagonista. Salió con el brazalete de capitán, celebró un gol -aunque fue en propia puerta de Foulquier- y en la grada se coreó su nombre. No hay mejor receta que los goles para reparar una relación rota. Y el balear ya lleva cuatro firmados este verano.

También aborda el curso con un aire de segunda oportunidad José María López Silva, pese a que el onubense lleva sin moverse del club desde 2011. Es, junto a Caballero, el más antiguo del plantel. La temporada pasada fue una pesadilla para él. Tuvo algunos minutos residuales y le costó soportar la situación. Ahora, con 32 años, encara una campaña fundamental para rehabilitarse. Ante el Granada intentó jugadas y alguna le salió. La afición sigue encogiendo la respiración cuando coge la pelota.

3) LOS FICHAJES DEJAN CHISPAZOS PARA LA ILUSIÓN

Siete nuevos en el once inicial. Este Córdoba no se parece en absoluto al que deambuló por la Primera División. Especialmente aplaudido fue Nando García, el joven talento de Paterna que llega cedido por un año del Valencia Mestalla. El chico desbordó por la banda derecha y puso buenos centros. Marcó, además, un golazo. Un buen debut el suyo en El Arcángel. También se notó el empaque de Héctor Rodas en el centro de la defensa, donde estuvo sobrio y expeditivo, y el buen despliegue en el centro del campo del serbio Markovic. Cisma está destinado a ocupar la parte izquierda de la defensa, mientras que para la diestra se sigue a la espera de Fernández. Oltra parcheó con Luso y Fran Cruz en el partido ante el Granada. Víctor Pérez, que lleva mucho tiempo sin competir de verdad, enseñó retazos de su buena visión para el pase y el chileno Pineda, en fase de adaptación, bregó todo lo que pudo. Ambos siguen definiendo su papel en un Córdoba que todavía se está cociendo.

Etiquetas
stats