Tiene que ser ya

Juan Merino anima a sus jugadores tras el partido en Oviedo | LOF

Aún es pronto. Resta un mundo por delante. Todavía es temprano para preocuparse. El alarmismo es innecesario. Quizá esta última afirmación sea la más cierta. Incluso puede que la única. Porque si bien apenas van transcurridas once jornadas, la que le sigue llega este domingo (16:00), la necesidad comienza a ser imperiosa. Es decir, por mucho tiempo que haya, también en número de partidos, la situación es demasiado comprometida. Y si se agrava sólo un poco más, peor se va a observar el futuro. Así es, el Córdoba está obligado a ganar. No tiene otra opción. Es un sí o sí, y si no, también. Sabe que este duelo no es el último, y sin embargo presenta apariencia de final. El conjunto blanquiverde quiere reaccionar y no puede esperar más. Tiene que ser ya. Ante un Numancia que llega con una herida abierta y la intención de sanarla para regresar a una zona de play off que es, al menos por ahora, un lejano recuerdo para el cuadro califal. Un equipo que, por cierto, regresa a su estadio con Juan Merino como nuevo técnico.

El linense se estrena en el banquillo del Nuevo El Arcángel. Lo hace sin pretensión de cambios en su plan. Tiene bien definida y muy clara su línea de actuación, y también las ideas en cuanto a los futbolistas que, hoy por hoy, deben ser sus hombres de confianza. Posee además el convencimiento de que su vestuario está preparado para el difícil reto que afronta después de su negativo inicio de temporada. "Tenemos una capacidad por encima de lo que estamos mostrando". Ésa es la creencia del técnico, que en su debut como preparador blanquiverde consiguiera dar un leve giro al equipo. Pero las buenas sensaciones, que remarcara en la mañana del viernes, de nada valen ya si no tienen su traducción en puntos. Principalmente en tres. De tres en tres, mejor dicho. La fórmula es esta y no otra. Sobre todo cuando el conjunto califal atraviesa una realidad tormentosa.

Los blanquiverdes son penúltimos con apenas nueve puntos y una dolorosa sangría de goles en contra. Tan delicadas son las circunstancias que puede suceder que esta vez el triunfo no sea suficiente para salir del descenso. Pero ésa es otra historia. En la actualidad aquella máxima del "partido a partido" está más vigente que nunca. De ahí que el Córdoba sólo piense en el duelo de turno, el de este domingo ante el Numancia. Un rival tan reconocible como imprevisible. Para este choque Merino va a insistir de nuevo en la solidaridad, en la concentración y en la consistencia defensiva. Quien deja su puerta a cero abre la primera puerta a la victoria.

Una máxima ésa que el técnico va a defender con los mismos hombres que jugaran de inicio en Oviedo una semana atrás. En principio va a ser así, aunque nunca puede ser descartado al 100% que haya permutas. Lo cierto es que Merino está contento con el trabajo que hicieran en la última jornada los futbolistas por los que entonces apostara. Motivo por el que muy probablemente sean los mismos que salten al campo dentro del once. De esta forma, el técnico va a mantener, si no introduce novedades, el dibujo del tradicional 4-4-2. En este sentido es factor importante también el hecho de regresar al Nuevo El Arcángel, cuya banda va a pisar por vez primera el entrenador como capitán del navío califal. Dicho de otro modo, es momento de agradar lo máximo posible a una afición que necesita como agua de mayo -o de otoño dada la climatología actual- ver a su equipo ganar.

No va a resultar fácil, por cierto. Porque este domingo aparece en el coliseo ribereño el Numancia de Jagoba Arrasate, un equipo con una línea fijada desde hace tiempo y un técnico afianzado. Su proyecto es continuista, reflejo de una hoja de ruta que no quiere en ningún momento saltarse la entidad soriana. En lo deportivo, el cuadro rojillo llega tras ceder por 1-3 ante el Granada y encadenar dos jornadas sin vencer. Está herido, pero es peligroso. O mejor, está herido y por tanto es más peligroso. Lo es a pesar de las bajas con que cuenta el preparador vasco, que acumula las ausencias por lesión de Munir, Unai Medina y Grego. A ellos suma el sancionado Markel Etxeberría. Por el contrario, recupera a Diamanka. Pero éste parece no va a entrar de inicio en su plan, en el que Manu del Moral recupera, con toda probabilidad, su rol como referente en la línea de ataque.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA CF: Kieszek, Fernández, Caro, João Afonso, Pinillos, Jaime Romero, Edu Ramos, Aguza, Javi Galán, Sergi Guardiola y Jona.

CD NUMANCIA: Aitor Fernández, Nacho, Dani Calvo, Carlos Gutiérrez, Ripa, Escassi, Íñigo Pérez, Pablo Valcarce, Pere Milla, Marc Mateu y Manu del Moral.

ÁRBITRO: Díaz de Mera Escuderos (Comité Castellano-Manchego).

CAMPO Y HORA: Nuevo El Arcángel (16:00).

Etiquetas
stats