Un tercio para llorar... y sin embargo sigue vivo

Juanlu y Xisco, en el último partido del Córdoba en El Arcángel. FOTO: MADERO CUBERO
El Córdoba encara los últimos 14 partidos a un punto del 'play off' tras atravesar un pésimo periodo intermedio: 15 sumados sobre 42

Lo mejor que se puede decir del Córdoba después de cerrar el segundo tercio de la competición es que sigue cerca de su objetivo: jugar el play off de ascenso. Está a un punto de distancia del sexto puesto, ocupado en la actualidad por la UD Las Palmas (39). Y este sábado, el cuadro insular -bajo sospecha y envuelto en críticas pese a su posición- visita El Arcángel. Un partido del siglo. Otro más. Y bueno para el cordobesismo será que siga habiendo más y por el mismo motivo. Tras el aliviante triunfo en Montilivi -un desliz hubiese resultado catastrófico-, la perspectiva ha cambiado.

El Córdoba salió de Girona reforzado en sus convicciones. Engarzó su segundo partido consecutivo sin encajar gol -los dos bajo la jefatura en el banquillo de Chapi Ferrer- y encontró a su salvador en Xisco. Los tantos valen lo mismo los marque quien los marque, pero que el último lo haya hecho el balear cobra un significado propio. Es un futbolista de referencia, un estandarte en el campo y un multiplicador o inhibidor de ilusiones colectivas. Si está en racha, todo el mundo es feliz. Con Xisco a tope se puede. Ese mensaje básico cala en el seguidor de a pie, que siempre va a mirar al nueve blanquiverde con tendencia al exceso: para bien o para mal. “Es un jugador especial, que tiene algo que no tiene nadie del equipo”, se aprestó a decir Ferrer en la sala de prensa del estadio gerundense. Xisco será titular ante Las Palmas, un partido que marca el pistoletazo de salida para el tercio final. Si después hay cuatro partidos más, será una magnífica señal.

El segundo tercio del campeonato ha resultado caótico para el Córdoba, que ha pasado de la cuarta posición que lucía al final del primero a la décima de la actualidad. Lo de ascender directamente (lo hacen los dos primeros) es a día de hoy una opción poco realista. El equipo está a once del segundo. Volver a engancharse al vagón del play off es el reto más inmediato, toda vez que la irrupción de Chapi Ferrer (cuatro puntos en los últimos dos partidos) ha deparado una reacción.

En el ciclo intermedio de 14 partidos (4 victorias, 3 empates, 7 derrotas), el Córdoba ha zarandeado notablemente sus estructuras. Al club llegó un director deportivo, Pedro Cordero, y hubo movimientos en el mercado invernal con la salida de cinco futbolistas (Pacheco, Armando, Strahman, Joselu, Janse) y la llegada de otros tantos (Arturo, Nieto, Juanlu, Obiora, Gunino), además del lateral Pinillos, para el filial, que debutó el domingo pasado. Entrenadores hubo tres: Pablo Villa (despedido tras la derrota ante el Éibar), Luis Carrión (titular en Soria, con derrota 3-0, y ahora segundo) y Albert Ferrer. Quedan 14 partidos, 42 puntos en juego, y el Córdoba sigue en la pelea. Los optimistas están convencidos de que lo peor ya ha pasado.

Etiquetas
stats