Tablón de notas: el Córdoba que se fue

El último once en Segunda | LOF

En convulsión permanente, ensayando fórmulas de todo tipo, con entrenadores de distintos perfiles... El Córdoba cambió todo lo que se podía cambiar, menos los resultados. Fueron horribles de principio a fin. Sólo estuvo fuera de puestos de descenso en la primera jornada de la Liga 18/19, a mediados de agosto del año pasado. Desde entonces -y mucho tiempo como colista- siempre estuvo en las posiciones que conducen a la Segunda B, division a la que cayó a plomo con bochorno y antelación. Con 45 puntos hubiera sido suficiente para salvar el pellejo, pero los blanquiverdes solamente llegaron a juntar ¡34! Sólo un par de datos: ganaron menos partidos que nadie (7, uno de ellos en el despacho ante el Reus) y rompieron récords de goles encajados con 79. Por las manos de Francisco -dimitió tras la pretemporada-, Sandoval, Curro Torres y Rafa Navarro pasaron 35 futbolistas en el curso. Así jugaron.

Carlos Abad. Fue reclutado a toda prisa desde el Tenerife, donde tenía difícil encaje, después de la marcha de Kieszek al Málaga. Ha encajado 47 goles en 27 partidos y su última gran actuación la protagonizó ante el Rayo Majadahonda, propiciando el descenso majariego y la salvación de su Tenerife, al que volverá tras la cesión. Nota: Aprobado.

Marcos Lavín. Con mucho margen de mejora. Cogió la titularidad en la etapa de Rafa Navarro tras unas cuantas pifias de Abad y terminó recibiendo 22 goles en 10 partidos. Tiene contrato hasta 2020, pero todo apunta a una salida. Nota: Suspenso.

Igor Stefanovic. Empezó el curso como titular, le metieron siete goles en las dos primeras citas en casa y fue despedido. El serbio está ahora en el Arouca, de la Segunda portuguesa.  Nota: Suspenso.

Alberto González. Un solo partido, ante el Tenerife (1-1), por la cláusula del miedo de Abad y lesión de Lavín. Cuenta los planes de futuro.  Nota: Sin calificar.

Loureiro. Está para lo que le manden. Compitió con Fernández por el lateral derecho y jugó a veces en el izquierdo, donde el agujero era mayor. Tiene contrato por una temporada más. Nota: Aprobado.

Javi Galán. Arrancó el curso desganado porque se frustaron sus opciones de marcha. Luego se entonó llegando el invierno y fue traspasado a la Sociedad Deportiva Huesca, donde fue un habitual para Francisco en un equipo que terminó descendiendo. Veinte partidos de blanquiverde en este curso. Nota: Aprobado.

Fernández. Uno de los capitanes y pieza clave. Su temporada no fue especialmente lucida. Muy superado por las circunstancias, pasó un verdadero calvario. Tiene contrato en vigor, pero su continuidad no está clara. Nota: Suspenso.

Chus Herrero. Llegó en el mercado invernal desde el Albacete. El central, de 35 años, no pudo hacer demasiado para tapar el enorme coladero de la defensa blanquiverde aunque mostró compromiso hasta el final. Termina contrato. Nota: Aprobado.

Luismi Quezada. El lateral izquierdo hispano dominicano fue decreciendo en su protagonismo para terminar siendo una pieza intrascendente. Volverá al Real Madrid Castilla, que le cedió, tras una campaña decepcionante. Nota: Suspenso.

Aythami. De adorado a repudiado. Se quiso marchar desde el verano y lo logró en invierno, tras forzar su salida hacia Las Palmas y protagonizar una despedida agria, con expulsión en El Arcángel ante el Majadahonda. Nota: Suspenso.

Jesús Valentín. El central canario intervino en ocho partidos antes de irse en el mercado invernal al Recreativo de Huelva. Uno de tantos en la pasarela blanquiverde. Nota: Suspenso.

Álex Menéndez. Formó parte de la fallida brigada de salvación de enero. A préstamo desde el Aris Salónica griego, al que retornará después de haber disputado quince partidos como zaguero zurdo. Nota: Suspenso.

Álex Quintanilla. Fue una de las revelaciones del año pasado, pero su declive ha sido patente. Engullido por el caos general, su imagen de solvencia del curso anterior se destruyó. Buena pieza cuando hay orden, que no lo hubo en absoluto. Jugó 30 partidos y le queda un año de contrato, pero todo apunta a que los caminos se separarán. Nota: Suspenso.

Luis Muñoz. Un buen balance el del central cedido por el Málaga en lo personal. Jugó mucho más que en el Lugo, su anterior destino. Un futbolista interesante, sobrepasado por las circunstancias. Jugó 26 partidos. Nota: Aprobado.

Javi Moyano. El tercer montillano que debuta en el primer equipo del Córdoba, tras Verdugo y Revuelta. Siendo juvenil fue pieza clave en Tercera y en la penúltima jornada recibió el premio de su debut. Pieza para el futuro. Nota: Sin calificar.

Miguel Flaño. Una leyenda de Osasuna que llegó para poner jerarquía a la defensa más goleada del campeonato. Le dieron el brazalete de capitán en cuestión de horas. Se lesionó y terminó con apariciones esporádicas. Nota: Suspenso.

Yann Bodiger. Cedido por el Toulouse, llegó en el mercado invernal y dejó actuaciones competentes, aunque a medida que el equipo se fue desplomando bajó su nivel de una forma notable. No es mal futbolista, pero el Córdoba de este año los ha hecho peores a casi todos. Nota: Aprobado.

De las Cuevas. Hizo lo que pudo mientras pudo. Actuó en 32 partidos y marcó 9 goles, una de las mejores cifras de su carrera. Acaba contrato. Nota: Aprobado.

Álex Vallejo. Cumplidor, volvió a actuar en más de 25 partidos y entregó lo que tiene en el campo. Como la mayoría, se vio afectado por la inestabilidad en todos los órdenes del club y el desastre deportivo. Nota: Aprobado.

Quim Araujo. El catalán tuvo una campaña rara. Siempre en segundo o tercer plano, terminó jugando más tras un mercado invernal en el que el club trató de que saliera. Le queda un año de contrato en el Córdoba. Nota: Suspenso.

Blati Touré. Llegó en verano desde el Eskilstuna de la Segunda de Suecia y tuvo una irrupción impactante. "Es un lagarto, que salta por los charcos y parece que no pisa el agua", dijo de él Sandoval. Fue de más a menos. Rafa Navarro le hizo la cruz. Se marchó con la selección de Burkina Fasso y pidió no volver por "asuntos personales". En el Córdoba le dijeron que no se molestara en sacar billete de vuelta. Nota: Suspenso.

Bambock. Siete partidos como pivote antes de salir del club en invierno con destino al Maccabi Petah-Tikvah isralí. El camerunés no encontró nunca su lugar en el Córdoba. Nota: Suspenso.

Jaime Romero. Un futbolista con una calidad que jamás enseñó en el Córdoba, del que saldrá pese a tener un año más de contrato. Entre lesiones, vaivenes y el mal tono general, el extremo albaceteño -en su día uno de los fichajes más lustrosos del club- se irá dejando un regusto amargo. Nota: Suspenso.

Javi Lara. El club le quiso despedir en enero y el episodio acabó con el montoreño renunciando a una cláusula de renovación automática por partidos. A sus 33 años, puede su sueño de jugar en el Córdoba y ser capitán se hizo realidad... aunque en unas circunstancias tremendamente dolorosas. Nota: Aprobado.

Álex Carbonell. El canterano del Barça se quedó libre después de la expulsión del Reus y fichó por el Córdoba hasta el 30 de junio, aunque con compromiso posterior con el Valencia, al que se irá. Una aportación tibia en un equipo hundido. Tiene talento y juventud, cualidades que es triste Córdoba no tenían cabida. Nota: Suspenso.

Sasa Jovanovic. El irregular extremo serbio disputó 18 partidos y marcó tres goles antes de ser traspasado en el mercado invernal al Al-Fateh saudí. Nota: Suspenso.

Andrés Martín. El gran descubrimiento de la temporada y "el hombre del año", según Rafa Navarro. Llegó con 19 años desde el filial de Tercera y ha terminado con 6 goles en 29 partidos y un buen cartel. Será traspasado al mejor postor. Un chico de Aguadulce que llegó sin ruido será la salvación económica del club. Nota: Sobresaliente.

Alejandro Alfaro. Triste final a una etapa de tres años en el Córdoba. Terminó actuando con asiduidad después de haber sido una pieza de recambio en la primera parte de la temporada. Importante como capitán en el vestuario. Nota: Aprobado.

Sebas Moyano. Una perla de la cantera que no terminaba de asomarse al escenario. Lo hizo en el primer equipo después de cinco años de meritorio y tuvo alguna buena actuación. Enviado al Valencia Mestalla con una opción de compra que los levantinos no ejecutaron, por lo que volverá a la disciplina blanquiverde. Nota: Aprobado.

Álvaro Aguado. Nunca olvidará este año porque firmó por el Valladolid y jugará en Primera. Tras cerrar su traspaso en enero, sus actuaciones en el Córdoba fueron pocas e irrelevantes. El club anunció oficialmente que no le convocaría más a falta de varias jornadas. Nota: Suspenso.

Federico Piovaccari. Un espectáculo de entrega y ética profesional. Llegó desde las filas del paro y con 34 años ha disputado 34 partidos, firmando 14 goles. Tendrá ofertas esta vez. El Córdoba le quiere, pero ahora las cartas han cambiado de mano. Nota: Notable.

Carrillo. Llegó para reforzar la delantera sin saberse muy bien por qué y con un contrato de dos años, que se ha roto tras el descenso para que el punta murciano se enrole en un club de Israel. Fue titular nada más aterrizar, pero le comieron el sitio. Nota: Suspenso.

Erik Expósito. Llegó cedido por Las Palmas tras haber debutado en Primera con Paco Jémez. No marcó ni un gol en siete partidos con el Córdoba y fue devuelto al filial canario. Nota: Suspenso.

Neftalí Manzambi. El delantero suizo-congoleño recaló en el Córdoba cedido por el Sporting de Gijón y su papel fue residual. No marcó ningún gol y un fallo suyo propició uno del Málaga en el debut de Rafa Navarro que costó dos puntos. Desde entonces, apenas contó para nada. Nota: Suspenso.

Chuma. El delantero sevillano, autor de 21 goles con el filial blanquiverde de Tercera, debutó en Segunda en Las Palmas el día del descenso matemático del Córdoba. Tiene contrato, pero su futuro en el club no está claro. Nota: Sin calificar.

Etiquetas
stats