La sonrisa de Oltra y el inusual estreno perfecto

Oltra, en la banda de El Arcángel. | ÁLVARO CARMONA
El valenciano debuta con victoria al frente del Córdoba, algo que sólo lograron cinco de 22 técnicos desde la 2000-01 | El equipo ascendió las dos últimas veces que comenzó con un triunfo

Los días de amargura terminaron en El Arcángel. Al menos por el momento. Los califales se impusieron a un rival directo como el Valladolid y colocaron la primera piedra del ascenso que desean edificar. El triunfo, además, refleja una doble estadística positiva tanto en el plano personal, como en el colectivo. Por un lado, José Luis Oltra logró debutar con la suma de tres puntos, mientras que el equipo que dirige volvió a ganar en su estreno liguero. La última vez que ambas circunstancias se dieron de una sola vez, la película acabó con una histórica celebración…

El triunfo tuvo un significado especial para club, plantilla y afición, pero además supuso que José Luis Oltra pudiera tener el estreno soñado. Un estreno del que disfrutó sólo un par de años antes Pablo Villa. El alcorconero debutó al frente del Córdoba con una victoria sobre la Ponferradina -también por 1-0 gracias a Strahman- en la temporada 2013-14, que encontró el final perfecto, aunque con otro entrenador en el banco local de El Arcángel. Sea como fuere, el ahora miembro del cuerpo técnico del Sevilla rompió una estadística que quizá intimidaba a quien tomara las riendas del equipo por vez primera. Antes que él, el último que consiguió celebrar la consecución de los tres puntos en juego en su primer choque oficial fue Robert Fernández. Ocurrió en el curso 2004-05 y, por tanto, entre uno y otro se sucedió casi una década. De la mano de Oltra, la espera fue mucho menor.

Desde la campaña 2000-01, es decir, la que significó el cambio de siglo y de milenio, sólo seis técnicos lograron debutar al frente del Córdoba con una victoria, incluido el valenciano. En este período de tiempo, fueron cerca de una treintena los entrenadores que pasaron por el banquillo califal, aunque algunos lo hicieron como repetidores -casos de Escalante, Crispi o Pedrito, por ejemplo-. Fueron nada más y nada menos que 22 los que por primera vez asumieron la responsabilidad de dirigir al equipo y, antes que Villa, sólo cuatro se estrenaron con un triunfo. Lo hicieron además con la temporada ya iniciada, como relevos de preparadores que cruzaron la puerta de salida antes de tiempo. Al mencionado Robert Fernández, el último que lo consiguió antes que el alcorconero, sólo se unen los nombres de Pepe Murcia en la 2001-02, de Castro Santos en el siguiente ejercicio y de Miguel Ángel Portugal dos después, en el 2003-04. De esta forma, Oltra inicia su periplo en El Arcángel con un dato destacado.

Con todo, la felicidad del técnico levantino en su debut va ligada también con la del colectivo, dentro y fuera del terreno de juego. Si los entrenadores no acostumbran a estrenarse con victoria, menos hábito aún existe por parte del equipo a iniciar un curso de dicha manera. Sólo dos veces comenzó con un triunfo el conjunto blanquiverde en las últimas dos décadas y lo cierto es que en ambas ocasiones fue un anticipo del éxito que estaba por llegar: se lograron sendos ascensos. En la campaña 2006-07, con Pepe Escalante en el banquillo, se rompió con una larga etapa de arranques de campeonato sin sumar los tres puntos. En concreto, fueron más de diez años, ya que habría que retroceder a la 1995-96. Sea como fuere, el cuadro califal abrió el curso del regreso a Segunda A en El Alcoraz con un claro 2-0 ante el Sevilla Atlético. No volvió a repetir sensaciones y alegría hasta el ejercicio 2013-14, cuando con Villa al frente venció a la Ponferradina (1-0). No es necesario recordar cómo terminó la Liga, con un play off de por medio y con cambio de entrenador incluido. Está claro que se trata de un dato y nada más, pero si alguien cree en las coincidencias dentro del mundo del fútbol, puede empezar a ganar en optimismo.

Etiquetas
stats