Sergi Guardiola abre la puerta a Jorge Molina

Jorge Molina, tras marcar un gol con el Getafe | LFP

Los días transcurren y las novedades no terminan de llegar. No al menos en forma de anuncios oficiales, pues apenas se conocen de tal modo las despedidas de Sandoval, Reyes y Josema -este último, cedido al Sochaux francés-. Pero la aparente calma en el Córdoba contrasta en realidad con la intensa actividad que mantiene la entidad tras el final de la pasada campaña. Especialmente su dirección general deportiva, con Luis Oliver al frente, que tiene sobre la mesa una nueva opción de reforzar la delantera del conjunto blanquiverde. Ésta puede suponer la construcción de un puente aéreo entre Getafe y El Arcángel. Todo a cuenta de Sergi Guardiola, cuyo futuro parece pasar por el cuadro madrileño. Precisamente su salida hace a los califales activar los resortes para contratar a Jorge Molina, actualmente en la escuadra azulona. Precisamente ésta es la alternativa manejada desde tiempo atrás a un Rubén Castro que apunta a volver a Las Palmas.

El Córdoba, en efecto, coloca en su punto de mira a Jorge Molina, al que conoce a la perfección Luis Oliver. No en vano, es el navarro quien le reclutó para el Betis de Pepe Mel que logró el ascenso a Primera en la temporada 2010-11. El mismo en que militó también el hombre más deseado al inicio del presente mercado de fichajes, el canario Rubén Castro. Lo cierto es que el veterano delantero aparece ahora como opción más clara para dar lustre a una delantera, la blanquiverde, que va a variar por completo la próxima campaña. Es el plan B que tenía guardado el director general deportivo de los califales desde hace más de una semana si no lograba convencer a su preferido, el mencionado Castro. Y esto tiene todo el aspecto de que va a suceder.

Todo comenzó con las informaciones que llegaban desde Las Palmas. Dicha entidad está decidida a conseguir el regreso del atacante, para lo que le tienta con una oferta de dos años de contrato más otro opcional con una ficha superior al millón de euros. Así lo apuntaba el diario Canarias 7. La incorporación de Rubén Castro al club que preside Miguel Ángel Ramírez se da por hecho en tierras insulares. En éstas surgió el Getafe, que tiene la intención de reunir a lo mejor en materia ofensiva de Segunda A en la campaña 2017-18. Ya firmó a Jaime Mata y pretende a Raúl de Tomás. Entre medias, estrechó el cerco en torno a Sergi Guardiola. El Córdoba vio entonces su oportunidad de incorporar a Jorge Molina.

Si bien todo hacía indicar que la operación podía llevarse a cabo como un intercambio con cesiones, Cadena SER informaba, desde Madrid, de que la intención del Getafe era cerrar un traspaso. La entidad del Coliseum Alfonso Pérez podría abonar una cifra de en torno a 4,5 millones de euros, según Marca, para obtener una firma por cuatro años del balear. Es así como la alternativa azulona ganó enteros definitivamente. Por tanto, Sergi Guardiola abre la puerta a Jorge Molina. Al delantero lo conoce Oliver, y viceversa, debido al citado pasado en común en el Betis. Pero en el proceso existen dos inconvenientes. El primero es la elevada ficha con que cuenta el atacante, que o bien obligaría a las dos partes a realizar un esfuerzo económico -el Córdoba al alza y el jugador a la baja- o bien invitaría a una cesión con pago de parte de su salario en tierras madrileñas. Al punta le resta un año de contrato en su actual club.

Otro inconveniente, y no menos importante, es que a pesar de su edad -36 años- es un futbolista codiciado incluso por clubes de Primera. El Levante o el Huesca, por ejemplo, le siguen los pasos de cerca. También tiene el Córdoba competidores en su propia categoría. Por otro lado, es el Getafe el que quiere buscar una salida a Jorge Molina, pero no tanto su técnico, Pepe Bordalás. En caso de que el entrenador ganase la partida sería Ángel el que tuviera que salir del Coliseum Alfonso Pérez. Todo va a depender, en cierto modo, de lo que ocurra en la operación con el cuadro califal.

Etiquetas
stats