Sandoval: “No vamos a ir con complejos a Málaga”

Sandoval, junto a miembros de su cuadro técnico | MADERO CUBERO

Sandoval se ha venido arriba. Los últimos resultados -especialmente la portería imbatida- han hecho que el técnico del Córdoba vea una luz en medio del tenebroso panorama que ha acompañado al equipo desde este verano. En las vísperas del partido de la quinta jornada, el de Humanes ha asegurado que irán “a ganar” con las “armas” que le funcionaron en las últimas citas. El problema es que el adversario no es cualquiera. Se trata del recién descendido Málaga, que ha ganado todos sus partidos hasta ahora y es líder de la Segunda División. Lo ha hecho “metiendo los mismos goles que nosotros”, ha dicho Sandoval, aunque ha recalcado -de manera innecesaria- dónde reside la diferencia: en los tantos encajados. Y también en otros tantos aspectos como la diferencia en los techos de gasto -más de veinte millones más a favor del Málaga en el límite salarial- o el nivel de las plantillas. El último en llegar a La Rosaleda fue Pawel Kieszek, portero heroico del cordobesismo y suplente -salvo sorpresa- ante su exequipo.

El técnico ha comparecido en la sala de prensa para admitir que ha sido “la peor” convocatoria de su vida porque “hay 22 disponibles” y “todos quieren estar”. Ha dejado fuera por decisión técnica a jugadores relevantes como Piovaccari o Quezada, que disputaron los últimos partidos, pero ha reseñado que ante un duelo como el que espera en Málaga no puede “llevar a cinco delanteros ni a cinco centrales”, por lo que trató de tomar la decisión justa. “Que nunca lo será para el jugador”, ha admitido, al tiempo que ha recalcado que esa situación es un “bendito problema” para él porque “cualquiera que se hubiera quedado fuera hoy hubiese sido injusto”.

“Ellos vienen de jugar el viernes pasado y luego el martes en Copa y han rotado a todos los jugadores, por lo que van a llegar frescos”, ha dicho a propósito del Málaga, que es “muy ordenado y competitivo”, además de tener “un ataque muy potente”. “Nosotros vamos sin ningún complejo, con la intención de ganar con nuestras armas”, ha indicado Sandoval, quien resalta que tiene “confianza” en su gente, porque “hacía falta el revulsivo de estos dos partidos”. El empate casero ante el Alcorcón (0-0) y la eliminación del Nàstic (2-0) ha supuesto un acicate anímico para la plantilla, que ahora aborda el reto de ganar el primer partido de Liga.

Sandoval ha confirmado que contará con Blati Touré, que tuvo un debut muy afortunado con el Córdoba en el partido de Copa. Allí acabó sustituido por un encontronazo con un adversario. El madrileño quería protegerle para que llegase a punto a una cita del calibre de la del sábado en La Rosaleda. “Nuestra idea es esa, que de inicio salga en el mediocampo complementando a los jugadores que tenemos”, ha dicho Sandoval sobre el burkinés, que es “un jugador que nos va a venir muy bien” porque “necesitaremos su dinamismo para hacer una presión alta cuando perdamos el balón; tendremos que estar muy protegidos”.

Etiquetas
stats