Rodri y el exceso: más tarjetas que goles

Rodri en el Real Oviedo - Córdoba CF (1-2) | LOF

Que iba tener el foco sobre él desde el minuto uno es algo que estaba meridianamente claro. De hecho, él mismo lo asumió en sus primeras declaraciones. Rodri Ríos llegó al Córdoba para ser el principal referente de una línea de ataque que había perdido a un espectacular tridente -el compuesto por Florin Andone, Xisco Jiménez y Fidel: 43 goles entre todos en el curso pasado- y que buscaba en el ex canterano del Sevilla un nuevo surtidor. El soriano lleva ocho goles -siete en Liga, uno en Copa- y es el máximo realizador del Córdoba, por delante del italiano Federico Piovaccari, que ha firmado 5 (cuatro de ellos en Copa), y de Juli, cuya autoría está en cuatro. Ríos es el que más aporta a una cosecha de goles que, en general, es francamente baja: el Córdoba ha hecho 21 en 22 partidos. Menos de uno por cita.

Cuatro goles en septiembre (sendos dobletes a Lugo y Nástic), uno en octubre (Zaragoza) y dos en diciembre (Reus y Cádiz) marcan los hitos goleadores de Rodri, que no ha anotado aún en lo que va de 2017. El equipo le echa de menos. El Córdoba lleva ya 313 minutos sin marcar. El último en Liga lo hizo Borja Domínguez, en un disparo con rebote en un rival, en el Carlos Tartiere de Oviedo. Fue el último en el que los blanquiverdes ganaron un partido de la competición doméstica. Desde aquel día, el equipo ha anotado un 0-0 ante el Rayo, un 2-0 en Girona y otro 2-0 en Tenerife; Rodri jugó completos todos esos partidos excepto el de Montilivi, en el que salió en el tramo final. El punta no anda fino. Tampoco sus compañeros de vanguardia, pese a que Luis Miguel Carrión ha removido posiciones en busca de mayor fluidez a la hora de generar oportunidades y, sobre todo, una mayor eficacia.

Rodri lidera la estadística de goles y también, con claridad, la de tarjetas recibidas. El delantero es el hombre más amonestado del Córdoba, con nueve amonestaciones vistas en el campeonato de Liga. Su primer partido de suspensión por acumulación de tarjetas lo tuvo en la visita a El Arcángel del Sevilla Atlético, el equipo en el que se formó y ante el que no se pudo alinear. Los cachorros de Nervión saquearon el coliseo ribereño (0-1). Este pasado fin de semana, en Tenerife, Rodri recibió una tarjeta amarilla que le coloca de nuevo al borde del castigo. En el ranking de jugadores amonestados en la Segunda División sólo hay dos por encima de Rodri: el defensa Juanjo Morcillo (10), del Almería, y el mediocentro Tejera (10), del Nástic.

Etiquetas
stats