Rodri y el camino del exceso

Rodri Ríos, en el Zaragoza-Córdoba | LOF
El delantero soriano bate récords goleadores con el Córdoba y es el más tarjeteado del equipo | Ha firmado la mitad de los 10 tantos blanquiverdes y está a una amonestación de la suspensión

Que vino con ganas a Córdoba es algo que ha quedado fuera de toda duda. Razones tenía. Rodri Ríos se ha convertido en una de las irrupciones más impactantes de los últimos tiempos en El Arcángel. Llegó después de un curso muy irregular en el Valladolid (4 goles en 34 partidos), en el que estuvo cedido por un Múnich 1860 al que jamás se adaptó. Este verano se desvinculó del club alemán, con el que mantuvo una relación agria, y volvió a España. El Córdoba le puso el escenario y Rodri se está luciendo: ha firmado cinco goles, convirtiéndose en el mejor argumento ofensivo del conjunto de Oltra. Además, su vehemencia en el campo queda demostrada en otro dato: es el futbolista que más amonestaciones ha visto en lo que va de curso. Lleva cuatro amarillas en ocho partidos y está a una de la suspensión.

El quinto gol de Rodri Ríos llegó de penalti, en La Romareda, El Córdoba acabó capturando un punto ante el Zaragoza, por lo que el tanto del soriano tuvo su valor. Es el primero que ha hecho fuera de casa. Los cuatro anteriores llegaron producto de un par de dobletes al calor del hogar: al Lugo (3-3) y al Nástic (2-0). Cinco goles y siete puntos cosechados -de un total de 15- con la producción del ariete exsevillista, que ha sido titular en todas las citas ligueras. Oltra confía en él para cubrir una posición delicada, en la que la sombra de Florin Andone planeaba en el entorno. El rumano, traspasado este verano por 4'5 millones al Deportivo de La Coruña, era la referencia goleadora y el ídolo de la afición. Rodri ha cubierto la plaza con honestidad y un rendimiento notable. Sus cinco goles en ocho jornadas suponen uno de los mejores registros para un delantero del Córdoba, además de una reivindicación personal de un jugador que necesitaba un espaldarazo.

El próximo sábado, en Soria, los focos volverán a apuntar a Rodri por buenas razones. Es el goleador de cabecera y eso le convierte en objetivo número uno del adversario. Pero también Oltra tendrá que barajar una posibilidad: la de perderle de manera inminente por acumulación de tarjetas. Lleva cuatro. Las vio ante el Tenerife, UCAM Murcia, Nástic y Zaragoza. Tres de ellas, por protestar. A la próxima que vea tendrá un partido de sanción... y éste podría ser el próximo en casa, ante el Sevilla Atlético, el club en el que se forjó tras llegar desde Dos Hermanas y en el que proyectó su carrera.

Etiquetas
stats