El Reus, un visitante desconocido

Pedro Ríos, en el duelo con el Llagostera en El Arcángel del pasado curso | MADERO CUBERO

En ocasiones pareciera que tiene un cartel de adversario asequible. Pero no siempre lo es aquel que por primera vez pisa el césped de El Arcángel. En esa lista de rivales novedosos para el Córdoba va a entrar a formar parte en apenas unos días el Reus, que comparecerá en el coliseo ribereño el próximo sábado (18:30) como un visitante desconocido. Precisamente sus números invitan a no lanzar las campanas al vuelo, menos si cabe dada la situación actual del conjunto blanquiverde. Porque el cuadro catalán es el tercer mejor foráneo en lo que va de campaña y encadena además, por si fuera poco, cuatro partidos con la portería a cero. De ahí que sea necesario por parte de los blanquiverdes encarar el duelo al nivel máximo de concentración. Para impedir un mal trago como los que vivieran en ocasiones anteriores ante un huésped primerizo y, sobre todo, para evitar una caída a la zona de descenso.

La visita del próximo sábado no tiene ningún antecedente. Un hecho que no significa que ambos rivales no sepan del otro, toda vez que ya se midieron en la primera vuelta en tierras catalanas. Entonces, el Córdoba se impuso por 1-2 en el que fue el duelo del estreno en el banquillo de Luis Miguel Carrión en Liga. Pero todo es diferente a aquel choque: los ganxets están a un partido de sellar su permanencia en Segunda A, al tiempo que el cuadro califal se juega encarar el final de temporada con mediana calma y no la elevada presión que padece actualmente. Dicho de otro modo, el encuentro será una auténtica final, una más y la primera de las más trascendentes para el equipo blanquiverde, que en los últimos años tuvo sensaciones dispares ante otras escuadras desconocidas sobre el campo. En el balance global desde la 2007-08, en la que volvió a la categoría de plata tras el ascenso en Huesca en junio de 2007, acumula en ese sentido tantos triunfos como enfrentamientos sin victoria: cuatro y cuatro.

El más reciente precedente lo estableció la visita del Llagostera el pasado curso. El cuadro catalán cedió por 2-0 en un momento en el que el Córdoba atravesaba una de sus mejores situaciones. Tres temporadas antes, en la 2012-13, el conjunto califal sucumbió ante el Mirandés (1-2) en el que fue último encuentro en El Arcángel. Mal resultado fue el que obtuvieron los blanquiverdes también en otras tres ocasiones. El peor de todos fue el que sufrió ante el Alcorcón en la 2010-11, con Lucas Alcaraz en el banquillo: perdió por 1-4. Mientras, en la 2007-08 empató con el Granada 74 (0-0) y en la 2010-11 lo hizo con el Ponferradina (3-3). Las notas positivas, que además lo fueron casi siempre con autoridad, además del mencionado triunfo sobre el Llagostera, las puso ante el Villarreal B (3-1) y el Real Unión (4-0) en la 2009-10 y ante el Guadalajara (3-2) en la 2011-12.

Etiquetas
stats