El resurgir de Maristas

Lance de un partido del Innovasur Maristas en su pabellón del Colegio Cervantes | ÁLEX GALLEGOS

La jornada de liga en la Primera Nacional de baloncesto dejó dos resultados muy importantes, más en el fondo que por la forma, para dos de los representantes provinciales. Fue el caso de Maristas, que se hizo con la victoria tanto con su equipo femenino como con el masculino. La entidad está viviendo uno de sus años más importantes a nivel deportivo, con los dos conjuntos compitiendo a un alto nivel y con serias opciones de estar en la zona alta de la clasificación. Además, dichas victorias llegan después de atravesar una pequeña crisis, que les ha hecho además ganar distancia con la cabeza de grupo. Esta semana ha supuesto un resurgir para ambos, que buscarán ahora mantener la dinámica para volver a estar en la pomada.

Dos derrotas consecutivas frenaron la línea ascendente de un Innovasur Maristas 75 que tuvo una carta de presentación excelente en su vuelta a la modalidad masculina. Cuatro victorias en las cinco primeras jornadas que rápidamente les colocaron en la parte noble. Ahora regresan a la senda del triunfo, después de superar una complicada papeleta ante el CP Mijas Baloncesto, rival complicado por su experiencia, calidad y potencial físico. Además, el choque comenzó con dominio visitante, demostrando el cuadro colegial una intensidad inferior a la de partidos anteriores. El acierto ofensivo ayudó a los locales a mantenerse en el partido, aunque no encontraban su estilo de juego. Eso permitió a los malagueños ganar cada vez más ventaja, llegando a tener hasta en dos ocasiones una renta de más de cinco puntos en el segundo cuarto. Aún así, el resultado al descanso reflejaba un esperanzador 38-41.

El lavado de cara fue total tras el tiempo de asueto, ya que protagonizaron probablemente el mejor tercer cuarto de lo que va de torneo. La intensidad defensiva volvió, algo que se reflejó en el parcial de 26-12 a favor. La inercia continuó por el mismo camino, llegando a tener una renta de 19 puntos (74-55) mediado el cuarto periodo. Además, pese al intento de reacción malagueña -con parcial de 0-8 incluido-, los últimos minutos volvieron a ser de dominio local para sellar la victoria por 83-74.

Por su parte, y aunque los resultados puedan decir lo contrario, el Deza Maristas sí que tuvo un triunfo más placentero en la modalidad femenina, frente a un CB Lepe Alius que disputada su primer encuentro de la historia como local en Primera Nacional. El cuadro cordobés, acostumbrado a vivir asentado en las primeras plazas, está sufriendo más de lo esperado en este arranque de competición, por lo que la victoria en suelo onubense significó una dosis extra de oxígeno. Las visitantes llevaron el control del juego casi en todo momento, tratando de evitar una posible reacción de un Lepe batallador (55-61). Al final, los puntos se vuelven a Córdoba, permitiendo al Maristas colocarse cuarto y a sólo dos puntos del líder. La última victoria de la jornada para un representante provincial la protagonizó el Multiópticas Antolí Peñarroya frente al RC Labradores (58-56), que le sirve también para tomar aire en el Grupo A masculino, en su propósito de escapar de abajo.

El resto, la otra cara de la moneda

En el polo opuesto se encuentran los demás conjuntos cordobeses de la competición. El Aceitas Callejas Ciudad de Córdoba cedió el liderato en el Grupo B tras perder de manera sorprendente en la pista del Centro de Lenguas de Almería (96-76), el cual busca salir de los puestos de descenso, mientras que el Colegio Virgen del Carmen cayó contra el Baloncesto Murgi (63-67), aunque se mantiene asentado en la parte media. Por último, Adeba perdió el coliderato al cortar su racha de cinco triunfos consecutivos tras sufrir una contundente derrota frente al CAB Estepona (101-45), líder invicto de la competición.

Etiquetas
stats