Dos al rescate y unas consignas claras en el Córdoba: “Callar y trabajar”

Fidel, con Abel y Moha | MADERO CUBERO
Florin se ejercitó en el estadio y Razak estuvo ausente en el regreso el trabajo del grupo | Fidel recoge las recomendaciones de Emilio Vega y dice que ve al equipo "capaz de ganar siete de once"

El retorno de Florin Andone supuso la gran novedad en una sesión de entrenamiento intensa, que volvió a reflejar el estado en el que se encuentra un Córdoba presionado por las circunstancias. El rumano no estuvo con el resto de sus compañeros en la Ciudad Deportiva. Se quedó en el estadio, donde realizó ejercicios específicos al lado de Carlos Caballero, que anda renqueante tras el partido del domingo. El otro internacional, el meta Razak, no apareció por la instalación del Camino Carbonell al no haber regresado aún de su viaje para disputar un doble duelo con Mozambique. Se le espera para el jueves. Víctor Pérez, en fase de recuperación de su lesión, también faltó a una práctica repleta de jóvenes del filial. Javi Galán, Sebas Moyano, Moha y Ortega estuvieron junto a los habituales Sillero, Bijimine y Abel. Este último ya está plenamente asentado en un grupo que prepara otra cita decisiva: el próximo domingo visitan el Nou Estadi de Tarragona para enfrentarse al Nástic (12:00), una de las grandes revelaciones del curso.

Mañana, en un entrenamiento a puerta abierta, José Luis Oltra podrá seguir perfilando un once que nuevamente tendrá modificaciones. Al margen del retorno de Razak y Florin, el técnico valenciano no podrá contar esta vez con Eddy Silvestre, que cumplirá un partido de sanción por acumulación de amonestaciones. El retorno de Sasa Markovic, que vio desde el banquillo el partido ante el Alavés, cobra fuerza. Luso y Nando, con molestias, siguieron un plan distinto. Ante el Nástic pueden producirse modificaciones importantes en los protagonistas y, quizá, en el sistema de juego. Frenar la hemorragia atrás es un asunto de obligado cumplimiento. El Córdoba está encajando un número de goles impropio de un candidato.

Tras el entrenamiento pasó por la sala de prensa Fidel Chaves, uno de los puntales de un Córdoba que atraviesa por el momento más delicado de la temporada. "En la primera vuelta éramos aviones en casa y fuera nos iba peor; ahora es al contrario", admitió el onubense ante los periodistas, ante los que reconoció que le "da igual" escuchar pitos porque tiene otras prioridades. Sabe que necesitan ganar con urgencia porque "los errores se pagan y hay que corregirlos; si seguimos en esta dinámica no vamos a subir a Primera". ¿Cuál es la receta? Para Fidel, el secretario técnico Emilio Vega dio con la clave en una arenga a través de las redes sociales. El leonés instó a "callar y trabajar" para superar el mal momento y reaccionar. "El ascenso directo se ha puesto difícil, pero yo veo al equipo capacitado para ganar siete partidos de once", manifestó con orgullo Fidel, que expuso la situación sin tapujos: "Debemos ser hombres y dar un paso al frente".

Etiquetas
stats