El que quiera, que me siga: cuenta atrás

Carrión, al frente de la plantilla del Córdoba en la Ciudad Deportiva | TONI BLANCO

Sacar el tópico de "partido para hombres" se queda hasta corto en esta ocasión. Lo que se avecina para el Córdoba es una prueba de madurez y profesionalidad personal que debe desembocar -o al menos con eso sueñan entre los muros de El Arcángel- con una respuesta eficiente como colectivo. Y no debe tardar. La fecha es el domingo, a partir de las 12:00. El envoltorio es caótico -movilizaciones de las peñas, el caso del accidente de Bijimine, la negra estadística que lastra en la clasificación y en las conciencias...-, pero las circunstancias exigen una actuación contundente.

Hay muchas preguntas en el aire a propósito de los cambios en la alineación, de la entrada de los fichajes, del comportamiento de la afición antes, durante y después del partido o del porvenir de Carrión. Todo puede empezar a variar si el Córdoba rompe su racha negativa en El Arcángel, donde no gana desde el 24 de septiembre del año pasado. La Sociedad Deportiva Huesca llega en un momento de depresión, compartiendo penas y declive con el Córdoba. La gran diferencia es que el cuadro oscense se lo podía esperar. El Córdoba no estaba hecho para esto y anda asumiendo su realidad.

Para este miércoles hay preparada una sesión a las 10:30 en la Ciudad Deportiva a puerta abierta. Será la última. Las prácticas del jueves, viernes y sábado, todas a las 10:30 en las instalaciones blanquiverdes del Camino Carbonell, serán en régimen de clausura, sin público ni medios de comunicación delante. Ahí atornillará Carrión el once que debe afrontar el partido más complejo de la temporada, tanto por las necesidades deportivas como por los acontecimientos de los últimos días.

Carrión recuperará a Rodri y Piovaccari, que ya han cumplido su partido de sanción, y todavía no podrá contar con Edu Ramos, al que le queda uno de castigo de los dos con que fue suspendido por insultar al árbitro en el partido ante el UCAM Murcia. Está por ver si el técnico cuenta de salida con Mariano Bíttolo, el único de los fichajes invernales que queda por debutar. Los otros dos, Javi Lara y Sergio Aguza, fueron titulares la semana pasada en Lugo (1-0). También está por ver qué sucede con Bijimine después del accidente de tráfico que sufrió en la noche del lunes, tras el que dio positivo por alcoholemia aunque sin llegar al límite del ilícito penal. El congoleño, que pidió perdón públicamente, no estaba entrando en las alineaciones de Carrión.

Etiquetas
stats