A la puerta giratoria aún le falta movimiento

Campabadal y Nieto entrenan bajo la mirada de Ferrer. | MADERO CUBERO
Si bien tiene la plantilla cerrada casi al completo, el Córdoba busca algún refuerzo de última hora y ha de dar salida a sus descartes

Nueve días restan para que comience el nuevo curso. El inicio de campaña está cada vez más cerca, motivo por el cual el Córdoba no pierde el tiempo en lo que a su trabajo de preparación se refiere. Continúa en ese sentido con la vista puesta en el duelo de este domingo con el Almería, que cerrará el calendario de amistosos y, por tanto, pondrá punto final a la pretemporada. Pero la actividad dentro del conjunto blanquiverde no sólo es intensa sobre el terreno de juego, sino que se mantiene en los despachos. Mientras el equipo trata de alcanzar el mejor nivel posible para el arranque liguero, a la dirección deportiva todavía le queda alguna que otra tarea pendiente para la confección de la plantilla. En ese sentido, la puerta giratoria de El Arcángel aún ha de funcionar de aquí a final de mes, cuando concluirá el período de fichajes. Y debe dar vueltas sobre todo en una dirección, la de salida.

Al exterior miran cuatro futbolistas. Son los descartados, a los que todavía no se les ha encontrado acomodo fuera del conjunto blanquiverde. Se trata de Samu de los Reyes, Nieto, Joselu y Juanlu. Ninguno de ellos cuenta a su situación el club le busca una solución. Así las cosas, en las próximas dos semanas tienen que afrontar su salida y seguir un camino que abrió Razak. Curiosamente, el guardameta se convirtió en el primer jugador descartado en abandonar la disciplina califal. El rol del ghanés cambió de la noche a la mañana y pasó de competir en la portería con Juan Carlos y Saizar en supuesta igualdad de condiciones a ver cómo le señalaban una puerta giratoria que apenas tardó en cruzar. No en vano, apenas un día después de conocer su baja ya había encontrado hueco en el Mirandés. El equipo burgalés volverá a militar en Segunda A si la Liga de Fútbol Profesional no dice lo contrario en fechas venideras.

Pero las salidas de los cuatro jugadores mencionados pueden no ser las únicas que tengan lugar en la fase final del mercado. En ese sentido, surgen los nombres de Campabadal y Adri Cuevas, a los que en un principio se les busca una cesión. Ésa era la idea inicial del Córdoba, si bien en la pretemporada ambos participaron a todos los niveles con el equipo que dirige Albert Ferrer. De hecho, el preparador catalán elogió a los dos en varias ocasiones. El lateral derecho cuenta con ficha del filial, por lo que no supondría, en principio, un problema su continuidad, al no ocupar un puesto dentro del primer equipo. Con todo, esa puerta se le cierra con la incorporación de Crespo, la última que ha realizado la entidad califal. En cuanto al centrocampista, el técnico sí forma parte de la primera plantilla. El técnico ha destacado sus cualidades e incluso ha abierto alguna que otra vez la posibilidad de que siga en el equipo, algo que sin embargo parece difícil en estos momentos.

El conjunto blanquiverde está bien reforzado en la línea de medios. En todas sus posiciones, tanto en el doble pivote como en las bandas y en la media punta. Es en esa última demarcación o en la punta de ataque donde todavía existe lugar a un nuevo refuerzo. Porque el Córdoba se mueve para completar una parcela defensiva que en su segunda línea está más que cubierta, pero a la que no le vendría nada mal otra pieza en su puesto más adelantado. Como delanteros natos están Mike Havenaar y Xisco, si bien la continuidad del balear es todavía una duda por resolver. Su posible salida abriría definitivamente la opción de la incorporación de otro atacante. De esta forma, a la puerta giratoria le puede quedar también movimiento en lo que a entradas se refiere. Por cierto, aún falta por ver si se tocará o no la portería, una plaza en torno a la que hay algunas dudas, por aquello de la falta de experiencia en la máxima categoría del fútbol español de Juan Carlos y Saizar.

Etiquetas
stats