La primera de Enrique Martín

Enrique Martín, en la visita al Sevilla Atlético | LOF

Punto final a un notable inicio de etapa. Después de 13 partidos, Enrique Martín sufre su primera derrota como entrenador del Córdoba. El dato puede parecer anecdótico ya que se unen a los encuentros de Liga todos los disputados en pretemporada. Pero no deja de resultar interesante pues supone una crisis -como cambio de dinámica- para el conjunto blanquiverde desde que el navarro se pusiera al frente del banquillo. La caída ante el Sevilla Atlético, que además significa la primera remontada adversa del curso 2019-20, es un aviso para acabar con el más mínimo atisbo de exceso de confianza y también un carpetazo a la positiva acumulación de resultados por parte del técnico.

La del estadio Jesús Navas es, en efecto, la primera nota negativa para Enrique Martín como entrenador del Córdoba. Se produce en el decimocuarto partido que ha dirigido al cuadro califal, toda vez que junto a los primeros cinco choques del campeonato del Grupo IV de Segunda B se suman los ocho disputados con anterioridad. En el período estival de preparación el conjunto blanquiverde terminó sin una sola derrota, lo que fue un más que buen dato para encarar la campaña. Lo fue por mucho que pareciera muy discreto el balance del equipo en ese ciclo: tres triunfos y cinco empates. Entonces, sólo estuvo por debajo en el marcador ante el Al-Rayyan catarí.

Precisamente ante los orientales protagonizó el Córdoba su primera remontada, como después hizo ante el Recreativo Granada y estuvo a punto ante el Yeclano. Eso sí, el duelo concluyó con empate a dos tras un penalti en el último suspiro. La pretemporada trajo consigo un comienzo de competición en el que se venció sobre la bocina -ante el filial nazarí- antes de revivir los empates a cero de los encuentros veraniegos. Hasta tres se dieron ante el conjunto granadino precisamente, el Rayo Vallecano y un Sevilla Atlético que ya con puntos en juego se convirtió en primer verdugo del curso para el equipo de Enrique Martín. La igualada sin goles tuvo lugar ante el Villarrubia.

Tras las tablas en tierras castellano manchegas, el cuadro califal retomó la senda de la victoria ante el Murcia (1-0) pero anduvo poco por ella. Una semana después empató en Yecla tras equilibrar un 2-0 adverso (2-2) y en la siguiente hizo lo mismo ante el Badajoz en un partido que de nuevo arrancó por debajo en el tanteador (1-1). Aunque el balance era discreto después de las primeras cinco jornadas de Liga el Córdoba era capaz de mantener su condición de invicto, que también pertenecía personalmente al propio entrenador. Enrique Martín conseguía enlazar, por muy anecdótico que pueda parecer, 13 encuentros sin conocer la derrota. Ésta llegó finalmente el sábado ante el Sevilla Atlético en el momento en que quizá menos previsible era.

Después de dos partidos consecutivos en los que estuvo con el marcador en contra, el cuadro califal logró adelantarse en tierras hispalenses. Antes del descanso le igualaron pero en la segunda parte tuvo el control de la contienda. Eso sí, a excepción de algún que otro hueco que surgía en la zona defensiva. Fue esta situación la que aprovechó Mena para otorgar la victoria al filial del Sevilla (2-1) y de esta forma romper la racha de Enrique Martín al frente del Córdoba.

Etiquetas
stats