Una persona ajena a la sociedad registra la marca Unión Futbolística Cordobesa

Miembros del consejo de UFC SAD al frente del Córdoba | TONI BLANCO

Otro quebradero de cabeza, al menos aparentemente, se presenta para los gestores del Córdoba. Mientras aguardan la firmeza jurídica para el auto de la compra de la unidad productiva de la anterior sociedad anónima deportiva (SAD), un nuevo asunto afecta Infinity -y Crowe, su representante en España-. En esta ocasión va plenamente ligado al nombre de la empresa creada en noviembre del pasado año para adquirir el club: Unión Futbolística Cordobesa (UFC). El motivo es el registro de la marca con ese título por parte de una persona ajena al grupo inversor de Baréin. Un hecho que está reflejado por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) desde hace poco más de una semana.

En concreto, la concesión de la marca Unión Futbolística Cordobesa se dio de manera definitiva el 13 de mayo. Fue siete días después de la resolución final en este sentido. Según el último documento oficial, el registro está hecho con una persona con iniciales M.R.A. como solicitante y titular y con otra, R.P.D., como representante. Curioso es el hecho de que el primero tenga domicilio en Sevilla y el segundo en Valencia. Aunque no lo es tanto si se tiene conocimiento de quien es reclamante. Es el administrador de una empresa que prestó servicios al Córdoba CF SAD. De ahí el vínculo existente entre ciudades.

Con todo, lo más significativo es que el mencionado M.R.A., ajeno a Infinity y Crowe -y por tanto a UFC SAD-, presentó la solicitud a la OEPM el 29 de noviembre de 2019. Es decir, lo hizo sólo unos días después de que conocerse el nombre de la sociedad con la que el grupo inversor de Baréin quiso adquirir -y adquirió- la unidad productiva del Córdoba CF SAD. El 26 de noviembre fue cuando CORDÓPOLIS informó sobre el asunto. El 12 de diciembre, siete jornadas después de que fuera dictado el auto de la compra de la entidad, el Registro de Marcas y Patentes efectuó el trámite y publicó la solicitud el 18 del último mes del pasado año.

Según consta en el último documento oficial, el importe por el que M.R.A. completó la petición administrativa fue de 125,36 euros. Curiosamente, de nuevo, el pago se dio el 29 de noviembre. Esto es en la fecha en que fue cursada la solicitud de registro. Ya en relación a los servicios o actividades de la otra Unión Futbolística Cordobesa no son pocos. "Educación, formación, servicios de entretenimiento, actividades deportivas y culturales, clubes de campo que cuentan con instalaciones deportivas" y así un largo etcétera. En este apartado se incluyen muy diversas fórmulas de trabajo en materia de fútbol, como "entretenimiento en campamentos, "organización de acontecimientos" o "servicios de escuelas".

De esta forma, las personas que lograron el registro de la marca tienen el derecho de uso de Unión Futbolística Cordobesa. Esto no significa sin embargo que la SAD que a día de hoy está al frente del Córdoba haya perdido el suyo sobre el club. La creación de dicha sociedad se produjo el 11 de noviembre del pasado año y según el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) tenía -y es la que tiene- "como meta social la participación en competiciones deportivas oficiales de carácter profesional de la modalidad deportiva de fútbol". Fue no obstante en enero cuando se cerró de manera definitiva la inscripción de Unión Futbolística SAD en el Registro Mercantil.

Etiquetas
stats