Una pastilla de optimismo para pasar la resaca

Grada blanquiverde Córdoba - Girona | MADERO CUBERO
El Córdoba sólo perdió una vez lejos de casa en los play offs de ascenso a Primera | En este curso ha derrotado ya tres veces al Girona, que está obligado a ganar en Montilivi

play offs Cualquiera que tenga cierto conocimiento del fútbol entiende que los números del pasado no son vinculantes. Puede que las estadísticas estén para romperlas, pero sobre todo están para recordarlas. Y, si es posible, estimularse con ellas. El Córdoba tiene motivo. El 2-1 ante el Girona supuso la primera victoria de su historia en un play off de ascenso a Primera División. En sus tres anteriores citas, ni había ganado ni marcó ningún gol. Xisco firmó dos en menos de un cuarto de hora ante la mejor defensa de la Segunda División y varió la tendencia del cerocerismo ante el Valladolid (11-12), Murcia (13-14) y Las Palmas (13-14). Los blanquiverdes irán a Montilivi con ventaja por primera vez en sus experiencias en eliminatorias de ascenso. Y lo cierto es que, estadísticamente, pese a ir siempre con un marcador inquietante, no les fue del todo mal.

En la temporada 11-12, con Paco Jémez en el banquillo, el Córdoba se enfrentó al Real Valladolid. Tras el empate sin goles en El Arcángel, el equipo fue goleado en el José Zorrilla (3-0) y quedó apeado de la lucha por dar el salto a la máxima categoría. Lo consiguieron los albivioletas de la mano de Miroslav Djukic. En su segundo play off, en la Liga 13-14, el Córdoba volteó las eliminatorias lejos de su estadio. En las semifinales, tras el 0-0 de la ida, llegó a La Condomina para ganar al Murcia de Julio Velázquez por 1-2, con goles de Pedro y Raúl Bravo. Ya en la final, frente a la UD Las Palmas, tuvo de nuevo el factor campo en contra. Llegó al Estadio de Gran Canaria con un 0-0 y estuvo contra las cuerdas (1-0) hasta el tiempo de descuento. Ahí llegó la histórica jugada entre Juan Carlos, Pelayo y Raúl Bravo que terminó con el gol de Uli Dávila que abrió las puertas de la Primera División después de más de cuarenta años.

El Córdoba lleva una inercia positiva en los viajes en esta temporada. Logró ganar en sus dos últimas salidas (0-3 al Mirandés y 0-1 al Mallorca) y eso le sirvió para sellar su billete para el play off. Esta misma temporada fue capaz de vencer en Montilivi al Girona en la fase regular: 1-2, con tantos de Fidel y Florin Andone. Después, ha vencido al conjunto de Pablo Machín dos veces más en el último mes y medio: 1-0 en mayo, con gol de Pedro Ríos, y 2-1 ayer, con doblete de Xisco. Ese tres de tres otorga a los cordobesistas un plus de motivación para abordar el duelo del domingo, el cuarto del año frente al mismo rival. Solo uno de los dos seguirá adelante.

Etiquetas
stats