Móviles y fax preparados: Novaes y alguno más

Gabriel Novaes, delantero brasileño del Barcelona.

No va más. El Córdoba incorporará hoy a varios jugadores para reforzar su plantilla. Uno ya está en la ciudad. Se trata de Gabriel Novaes, que llegó en la noche del domingo y que se incorporará a la disciplina del equipo de Enrique Martín en calidad de cedido por el FC Barcelona. Novaes, nacido en Sao Paulo (Brasil) en abril de 1999, estuvo a finales de la pasada campaña en la órbita del Nástic como pieza añadida en el mercado invernal,  aunque finalmente se quedó en el filial azulgrana. Novaes se ha formado en las categorías inferiores del club brasileño, con el que sobresalió y fue captado por el FC Barcelona, con el que tiene contrato hasta 2020. Actúa como delantero centro de referencia, con buena envergadura y amplia gama de remates.

Si algo más ha de suceder debe ser este lunes. Porque el mercado alcanza su punto final y en cuanto caiga la persiana lo hecho, hecho va estar. Y lo que no también. El caso es que el Córdoba apura las últimas horas de la ventana veraniega de fichajes con el objetivo de reforzar su plantilla. La idea inicial del director deportivo del club, Alfonso Serrano, era la de realizar entre tres y cinco incorporaciones en este tramo definitivo. Llegado el día en que termina la opción de contratar jugadores es más baja la posibilidad de superar el triplete. Sea como fuere, la entidad califal tiene hasta las 18:00, en principio, para sumar efectivos a la plantilla. Aunque desde la Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) afirman que la tramitación de licencias no concluye hasta las 23:59, como suele ser habitual.

"Yo creo que dos o tres pueden aparecer. Creo que lo justo serían tres. Dos no estaría mal y cuatro ya empezaría a estar muy bien", señaló Enrique Martín sobre el asunto el pasado sábado tras el duelo con el Formac Villarrubia. El técnico aguarda la llegada de más recursos para su plantel. Lo hace desde semanas atrás y más de una vez lo ha dejado claro ante los medios. En ofrecer nuevos efectivos que vengan a completar el equipo está precisamente desde tiempo atrás Alfonso Serrano, que advirtió allá en julio que los refuerzos finales tardarían en producirse. Cierto es que pocos esperaban que la lucha contra el límite fuera tan grande.

De entrada, dos son las principales aspiraciones del conjunto blanquiverde en el cierre del mercado. Un pivote y un delantero es lo que desea añadir el director deportivo del Córdoba a la plantilla y quizá son las posiciones más necesitadas. Pero no son las únicas demarcaciones en las que tiene pretensión de realizar fichajes el club. También busca, sobre todo, dos hombres de banda, uno de carácter ofensivo y otro para la defensa. Que lleguen más o menos va a depender de las últimas negociaciones con futbolistas que, en teoría, militaron el anterior curso en superior categoría a la Segunda B en que les reclama el cuadro califal. Esas preferencias son precisamente las que provocan la tardanza en sellar las contrataciones deseadas por Enrique Martín.

https://youtu.be/jxiTVbfyngU

Cabe recordar que el Córdoba cuenta con cuatro licencias libres, toda vez que aunque cuenta con 19 futbolistas uno de ellos tiene ficha en el filial. Es Sebastián Castro el que permite que la entidad tenga un poco más de capacidad de movimiento. Además, el club no se cierra a formalizar alguna contratación bajo la fórmula utilizada con el costarricense. El caso es que la plantilla califal tiene disponibles cuatro huecos, de los que dos son de sub 23 en caso de alcanzar el tope de 22 futbolistas.

Pero no sólo pueden darse llegadas este lunes. También existe la posibilidad de que haya alguna salida. La puerta a dicha opción no la cerró el propio Enrique Martín el pasado viernes al ser cuestionado acerca del tema. En este sentido dos nombres son los que aparecen. Uno es el de Víctor Ruiz, con cuyo adiós se especuló ya antes del duelo con el Formac Villarrubia. El central todavía no ha gozado de minutos. En caso de abandonar el club repetiría una situación que se dio años atrás en el Córdoba: un recién fichado no tiene ocasión ni siquiera de debutar oficialmente. Esto ocurrió con Morcillo. El otro jugador señalado es Zelu, que curiosamente fue el mejor posicionado para continuar en el equipo de los cedidos que regresaban este verano.

Etiquetas
stats