Cómo montar proyectos de Primera sin gastar un euro

Once cordobesista en la presentación ante el Raja Casablanca | MADERO CUBERO
El Córdoba, al igual que otros siete clubes, no ha desembolsado nada en concepto de traspaso por los fichajes para el curso 14-15

Hubo un tiempo en el que gastar dinero otorgaba prestigio social y homologaba las aspiraciones (altas, obviamente) de quienes se rascaban con frecuencia el bolsillo, a menudo por encima de sus posibilidades. Los tiempos han cambiado que es una barbaridad. Si antes se alardeaba por las cantidades que se pagaban, ahora se hace por lo contrario: la admiración la despiertan quienes son capaces de armar equipos competentes con una inversión mínima. En este sentido, la apuesta del Córdoba está siendo paradigmática. El club que preside Carlos González no se ha gastado ni un solo euro en concepto de traspasos. Y no es precisamente porque haya estado parado en el tema de las incorporaciones. Ha realizado trece y aún le falta alguna más para completar la plantilla que, a las órdenes de Albert Ferrer, afrontará la temporada del retorno a Primera División. A la entidad blanquiverde llegaron Deivid (Las Palmas), Fidel (Elche), López Garai (Sporting), José Carlos (Rayo Vallecano), Patrick Ekeng (Laussanne), Gunino (Atlético Fénix), Íñigo López (Paok) y Mike Havenaar (Vitesse), todos ellos libres, además de los cedidos Fede Cartabia (Valencia), Ryder Matos (Fiorentina), Fausto Rossi (Juventus), Pantic (Villarreal) y Borja García (Real Madrid). Ni un euro ha salido de las arcas. Algunos de los jugadores negociaron con su club de origen la rescisión del contrato para llegar “limpios” a El Arcángel. La dirección técnica, con Pedro Cordero a la cabeza, ha seguido a rajatabla la consigna. Hasta el día de hoy, el Córdoba sólo ha manejado opciones de fichaje con futbolistas que no le supusieran una cantidad para el club de procedencia. Eso se queda para otros.

En idéntica tesitura están siete clubes más de la categoría. Ninguno de ellos ha tirado de la chequera para pagar a otro por el traspaso de algún jugador. Todos los que han llegado lo han hecho con el cartel de hombres libres o con el de cedidos. Operaciones a coste cero han hecho Levante (5), Deportivo de La Coruña (9), Almería (9), Granada (9), RCD Espanyol (6), Getafe (6) y Rayo Vallecano (14). El equipo que entrena el cordobés y ex cordobesista Paco Jémez ha batido todos los récords. Nada menos que 18 jugadores han causado baja en la nómina vallecana, una cantidad que se ha compensado con la llegada a préstamo de Jonathan Pereira y Aquino (Villarreal), Lica y Abdoulaye Ba (Oporto) y Kakuta (Chelsea), además de los libres Amaya (Betis), Boateng (Fulham), Juanjo Morcillo (Recreativo), Quini (Castilla), Aguirre (Toledo), Manucho (Valladolid), Jozabed (Jaén), Alex Moreno (Mallorca) y Pozuelo (Swansea).

Entre los equipos ascendidos, sólo el Éibar ha tenido que poner sobre la mesa una cantidad de dinero al club de origen para fichar a un jugador. La cifra no ha trascendido -aunque se habla de unos 200.000 euros-, pero el club armero tuvo que echar mano de la cartera para incorporar al extremo Dani Nieto, del Barcelona B, un futbolista de 23 años que fue titular en el filial azulgrana (34 partidos, 6 goles) después de haber destacado en las filas del Alcorcón. El Deportivo de La Coruña, que subió a Primera como subcampeón, ha contratado a un nuevo entrenador -Víctor Fernández- y a ocho futbolistas: Isaac Cuenca (Barcelona), Lucas Pérez (Paok), Salomao (Sporting de Lisboa) y Cavaleiro (Benfica), haciéndose además con las cesiones de Canella (Sporting), José Rodríguez (Real Madrid), Luis Fariña (Benfica) y Rudy (Os Belenenses).

El ascenso a Primera División no ha variado la política de fichajes del Córdoba desde que Carlos González adquirió el paquete mayoritario de acciones del club y se convirtió en presidente. La entidad, escrupulosa en el cumplimiento de los topes salariales que le marca la Liga de Fútbol Profesional -aún está reciente el concurso de acreedores-, no ha roto la hucha para realizar ningún fichaje pagando traspaso. Así ha sido hasta ahora y no parece probable que su ideario varíe. Adquisiciones sin gasto y venta de jugadores han sido, y serán, los ejes del plan deportivo del Córdoba. No ha inventado nada. Sólo sigue el signo de los tiempos.

Etiquetas
stats