En medio del temporal, todos apoyan al capitán Villa

Villa gesticula en la banda. FOTO: ÁLVARO CARMONA
La afición y el vestuario del Córdoba cierran filas en torno al técnico de cara al encuentro del domingo en Zaragoza, donde una derrota puede cuestionar su continuidad en el banquillo

El Córdoba se encuentra a dos puntos del play off. De las 16 jornadas disputadas en Segunda A hasta el momento, el conjunto blanquiverde ha ocupado una de las seis primeras plazas de la clasificación en 11 ocasiones. Además, su bagaje en El Arcángel le lleva a ser el mejor local de la categoría de plata, mérito que comparte con Sporting y Tenerife -los tres suman 17 puntos, aunque los canarios cuentan con un encuentro más en su estadio-. Vistos los números y datos, quizá resulta extraño pensar que a orillas del Guadalquivir pueda haber temporal, pero así es. La derrota de la escuadra califal el pasado sábado ante el Barcelona B, la primera en casa de la temporada y la segunda consecutiva, abrió una crisis probablemente inesperada en la entidad. Villa se puede jugar su puesto en el banquillo el próximo domingo en Zaragoza. El capitán del barco está en entredicho.

La especulación quizá es más que eso y el preparador alcorconero podría poner punto y final a su etapa como entrenador del Córdoba si éste no es capaz de ganar ante un rival que, curiosamente, se encuentra un punto y tres lugares por debajo en la tabla. No es de extrañar en un club acostumbrado a la impaciencia, más si cabe cuando, por unas circunstancias u otras, el equipo sólo ha ganado dos de los últimos nueve duelos disputados. Pero las estadísticas pueden cambiar si se miran desde otra perspectiva. En las anteriores siete jornadas sólo ha conocido la derrota en dos ocasiones, ambas en las fechas más recientes -Mirandés y Barcelona B-. Con todo, los blanquiverdes se mantienen en la pugna por ocupar plaza de play off. Eso, sin embargo, parece no ser suficiente para que Villa cuente con total crédito por parte de la entidad califal.

Se trata de una situación complicada, por tanto, para el capitán del navío blanquiverde, que asiste al primer -y quién sabe si definitivo- temporal desde que lo dirige. Sin embargo, no se encuentra solo. Nada más lejos de la realidad. El debate abierto sobre las capacidades de Villa y la posibilidad de que sea destituido en caso de que el barco reciba algo más de agua en su interior no lo es para el resto de tripulantes del mismo. En los últimos días, tanto jugadores como afición han cerrado filas en torno al técnico. El más claro de todos cuantos se han pronunciado al respecto es Mikel Saizar, que en declaraciones a Onda Cero en el día de ayer aseveró que "el que duda de nuestro míster no tiene ni puta idea de fútbol (sic)". Sus palabras, rotundas, no hacían más que confirmar lo que otros compañeros de plantilla, como Germán Pacheco o Luso dijeron antes.

"Desde el primer momento en que arrancó la pretemporada y desde que yo llegué estamos a muerte con el técnico y obviamente creo que el técnico está a muerte con nosotros", señaló el hispano argentino el miércoles en la sala de prensa de El Arcángel. En ese mismo lugar, ya en la mañana del jueves, fue Luso el que dejó clara la conexión del vestuario con Villa: "Confiamos en el trabajo del míster y el cuerpo técnico, estamos con ellos y desde luego que vamos a poner toda la carne en el asador". Por su parte, el recién llegado director deportivo del club califal, Pedro Cordero, indicó que pretende "apoyar al entrenador y reforzar cualquier cosa que necesite" en sus primeras declaraciones en su nuevo cargo, aunque a buen seguro no hacía referencia a la situación en que llega el preparador alcorconero a Zaragoza.

Pero el discurso a favor del papel de Pablo Villa no quedó sólo para los jugadores que dirige, sino que se extiende también a la afición. El cordobesismo, al menos una parte significativa de él, ha mostrado en los últimos días su apoyo al técnico del Córdoba, algo que incluso llevó en la tarde noche del jueves a la creación de un hashtag en la red social Twitter denominado #yosoydeGladiatorVilla. De esta forma, está claro que en medio del temporal, todos apoyan al capitán del barco blanquiverde. Lo que suceda finalmente sólo lo marcara el destino llamado fútbol.

Etiquetas
stats