Manos a la obra al calor de El Arcángel

Los jugadores del Córdoba, en el entrenamiento de este lunes en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

El inicio de la competición está cada vez más próximo. Apenas un par de semanas, un poco menos, resta para que arranque un nuevo campeonato liguero. Un motivo ése más que suficiente para elevar el ritmo de trabajo. No hay tiempo que perder, y en el Córdoba lo saben bien. De ahí que el conjunto blanquiverde retomara este lunes su trabajo sobre el césped después de dos días de merecido descanso. Tras la intensa concentración en Benahavís todas las miradas empiezan a dirigirse ya, aunque no del todo, al primer duelo de la temporada, con el Cádiz el 19 de agosto (El Arcángel, 20:30). Antes, el cuadro califal deberá afrontar tres amistosos más en una recta final de pretemporada no menos laboriosa. Lo cierto es que el equipo que dirige Luis Miguel Carrión se puso manos a la obra en su regreso a la Ciudad de los Califas, al calor de su estadio. O más bien, al que pesa sobre el coliseo ribereño. Un sol que no sufrieron en la vuelta a los entrenamientos ni Álex Vallejo, ni Jaime Romero, que continúan con sus procesos de recuperación. De igual modo se ejercita de manera específica Pawel Kieszek. Quienes sí estuvieron en el verde fueron Josema y Aguza.

Pocas novedades dejó el retorno a la actividad del Córdoba. En el capítulo de bajas, no hubo ninguna inesperada respecto de la conclusión del stage en Benahavís. Así, el conjunto blanquiverde completó su primera sesión de la fase definitiva de trabajo estival sólo con las ausencias de Álex Vallejo y Jaime Romero. El segundo avanzó en los últimos días en tierras malagueñas en el proceso de recuperación de su lesión, pero todavía no participa de las tareas del grupo. El central vive una situación idéntica. Por su parte, Pawel Kieszek se mantiene apartado del resto de compañeros debido a la rehabilitación también de los problemas en una de sus manos, la misma de la que tuviera que ser operado tras la pasada campaña. Una afección que se prolongará en el tiempo más allá de lo previsto inicialmente y motivo por el que el club decidió fichar a Stefanovic. El serbio conoció este lunes el abrasador calor de la ciudad.

La atención en esta ocasión se centraba también en otros dos futbolistas: Josema y Aguza. Los dos finalizaron la concentración en tierras malagueñas con molestias, pero ambos estuvieron en el regreso al trabajo. El central, que se perdió el choque con el Sanluqueño, volvió a ponerse a las órdenes de Carrión y se ejercitó con absoluta normalidad. Del mismo modo, el centrocampista dejó en el olvido el dolor que padeció antes de la vuelta del equipo. Sus problemas físicos fueron menores y se comprobó en la primera práctica en Córdoba, que completó sin contratiempo alguno. En cuanto a la participación de jugadores del filial, en esta ocasión a los ya habituales se unió Waldo Rubio, que también entrenó a las órdenes de Luis Miguel Carrión. El cuadro califal regresará el martes a la tarea en horario matinal, mientras que por la tarde noche se vestirá de gala ante su afición. A las 19:30 tendrá lugar su presentación y a las 20:30 el choque con el Betis, todo en El Arcángel.

Etiquetas
stats