El maestro vuelve para enseñar a ganar

Eduardo Burgos da instrucciones a las jugadoras del Deza Maristas en el pabellón colegial | ÁLEX GALLEGOS

El regreso de Eduardo Burgos a las canchas supuso el principal foco de interés de la jornada en la N1. No es que se hubiera marchado nunca -anunció su retirada en 2016, pero de hecho continuaba colaborando en la tecnificación dentro del Maristas-, pero sí ha sido un decidido paso adelante para colocarse en primera línea y con un desafío más que exigente. Burgos toma las riendas del Deza Maristas, que ha abanderado en las últimas temporadas en baloncesto femenino cordobés en la antigua Primera Nacional y que atravesaba un momento delicado: en lo que va de año había perdido tres partidos de cuatro disputados.

En su primer partido como entrenador jefe -sustituyendo a Sebastián del Rey, una figura referencial en la entidad colegial que dio un paso al lado-, Eduardo Burgos supo llevar al equipo a una victoria por 65-47 ante el CB Lepe Jamón Alius. El cuadro onubense, último en la clasificación con un balance de 4-10, cayó ante un motivado equipo rojo. Las chicas de Burgos se sitúan terceras, con un registro de 10 victorias y 5 derrotas a falta de 4 partidos. Su rival cordobés, el Adeba, cayó en esta jornada ante el líder Estepona en Las Margaritas (69-81). Las de José María Alcántara se quedan en la cuarta posición con 9-6. Todos los demás adversarios están muy lejos del cuarteto de cabeza, en el que se cocerá todo en las últimas semanas. En la próxima se cruzan los dos primeros, el Estepona (14-1) y el Beiman Baloncesto Sevilla (12-3). Los equipos cordobeses tratarán de cumplir su parte y mirarán de reojo el resultado de este encuentro, que afectará a sus opciones.

En la N1 masculina, lo mejor lo hizo el Aceites Callejas Ciudad de Córdoba, que sigue manteniendo sus ocpiones intactas de entrar en los play offs tras vencer al Jaén por 71-68 en un partido disputado en el pabellón Menéndez Pidal. Los de Quique Garrido se quedan séptimos, con una marca de 10-9 en positivo y en vísperas de visitar el próximo fin de semana en un apasionante derbi local al Innovasur Maristas, que va quinto (11-8) después de caer en la última jornada ante el poderoso Basket 4Life malagueño por 73-45.

Lo pasaron mal el CV Carmen y el Peñarroya, que sufrieron sendas derrotas. Los de Edu Pérez pagaron un mal arranque y sus bajos porcentajes de acierto en el tiro ante el Estepona, que les ganó en la tarde del domingo por 73-62. Los mineros, por su parte, siguen sin reaccionar tras la llegada al banquillo de Juanra Guzmán. Esta vez perdieron frente al colista Ciudad de Palos (68-63) y tendrán que reaccionar en la próxima jornada ante otro rival directo, el Gymnástica Portuense, en el pabellón Lourdes Mohedano de Peñarroya.

Etiquetas
stats