Luso y el presente continuo del rey de la polivalencia

Luso, en el partido ante el Oviedo | MADERO CUBERO
El maño vuelve a Montilivi, donde vivió “tres años muy buenos” en las filas del Girona | No se siente intocable en el Córdoba, donde “hay que rendir siempre a un nivel alto”

Cuando en el Córdoba se habla de la polivalencia -y se hace muy a menudo- todo el mundo suele volver la mirada hacia Luso Delgado. Pilar del año del ascenso y superviviente de la limpieza tras el fiasco de Primera, es ahora uno de los hombres clave para José Luis Oltra, que lo ha atornillado al mediocentro. Llegaron este verano fichajes para su posición, pero el maño se mantiene firme. “Me siento importante y feliz”, ha dicho esta mañana a los periodistas después de la última sesión de entrenamiento, en la que el equipo blanquiverde maneja soluciones de urgencia para reparar los destrozos que las lesiones y sanciones han dejado en su línea defensiva. Es una opción -remota, pero real- que Luso pueda decir algo al respecto. Tuvo una buena época como lateral derecho, una posición en la que ha jugado algún partido en el Córdoba y bastantes más en el Girona, del que llegó en verano de 2013. A Montilivi volverá a salir este domingo y le asaltarán recuerdos. “Le tengo cariño a ese club y a esa ciudad, porque viví tres campañas muy buenas y estuvimos a punto de subir a Primera”, ha recordado en la sala de prensa.

Este viernes, Luso Delgado cumple 31 años. Está en un momento futbolístico y vital de plena madurez. En el Córdoba se ha asentado, llegando a lucir en algunas ocasiones el brazalete de capitán. Y su contrato expira en junio. Lo de seguir o no en el club es un asunto sobre el que le preguntaron los informadores, pero Luso lo resolvió con claridad. “Estamos centrados en un proyecto común y todavía es pronto. La temporada termina en junio y, evidentemente, me gustaría continuar porque es lo normal cuando estás a gusto en un sitio. Yo lo estoy”, explicó el jugador, quien apuntó que “si el club considera que puedo seguir siendo apto y veo que me ofrecen algo que me valora, me encantaría planteármelo”. De cualquier modo, no ahondó en la cuestión personal y prefirió hablar de retos colectivos. “Yo estoy centrado en el partido del Girona y cuando acabe lo haré en el siguiente. Si llega la recompensa será para mí y para todos”, manifestó.

Luso ha sido uno de los integrantes fijos en el centro del campo. Ha formado pareja con Sasa Markovic y, en las últimas jornadas, con Víctor Pérez. “Tiene  bastante criterio con el balón y buena visión de juego”, ha dicho sobre el albaceteño, mientras que al serbio lo etiqueta como un jugador “más físico, que abarca mucho terreno”. En cualquier caso, ha sido diplomático. “Yo me siento bien jugando con cualquiera de ellos. Intento hacer mi trabajo lo mejor posible para que ellos pueden hacer el suyo”, ha indicado, al tiempo que ha insistido en que su posición no es intocable porque “las semanas van cambiando según el partido y otras cosas. No te puedes confiar. El fútbol es presente y hay que rendir siempre a un nivel alto porque aquí nadie te va a regalar nada”.

Etiquetas
stats