Lourdes hace historia: ¡plata olímpica en Río!

Lourdes Mohedano, segunda por la derecha, y sus compañeras, con la plata en Río. | COE
La peñarriblense completa con la selección una excelente final de rítmica y logra la segunda plaza | La de Mohedano es la primera medalla olímpica femenina del deporte cordobés | España no lograba metal por conjuntos desde Atlanta 1996

(Actualizado. 18:21). Existen instantes indescriptibles. O se viven, y sienten, o son imposibles de entender. Momentos que, de repente, pasan a ser inolvidables. Situaciones que atraviesan la frontera del tiempo sin que éste pueda ajarlas. Por siempre perdurarán desde este domingo sus nombres. Como los de las Niñas de Oro, esas deportistas irrepetibles que se proclamaran campeonas en Atlanta 1996. Entre ellas se encuentra ya el de una cordobesa y formada en la ciudad, en uno de los clubes con mayor peso en trabajo de cantera: el Liceo. Lourdes Mohedano es, con toda justicia y merecimiento, historia viva y leyenda del deporte cordobés y español, del deporte mundial. La peñarriblense es, junto con sus compañeras de selección, plata olímpica tras un concurso excelente en Río de Janeiro. Tras acariciar el oro, que de nuevo es para Rusia -con la generosidad de los jueces-, España vuelve a pisar el podio 20 años después en la competición de gimnasia rítmica por conjuntos. Un recuerdo imborrable del que es partícipe Lourdes Mohedano, que además es la primera medallista femenina de Córdoba.

Indudable es el valor deportivo de la peñarriblense, que en Río entra definitivamente en el Olimpo. Una circunstancia que es posible gracias a la sobresaliente actuación del Spanish Group, como se conoce al combinado nacional, en Río. La selección abrió su concurso en tierras brasileñas con una magnífica doble rotación en las calificaciones, que cerró con la mejor nota. En efecto, España selló su pasaporte para la final de la disciplina con el primer lugar y, por tanto, por delante de la intratable Rusia, la gran favorita al oro de principio a final. Incluso a pesar de no cumplir la expectativas sobre el tapiz. De esta forma, tanto Lourdes Mohedano como sus compañeras llegaron a la lucha por las medallas con la convicción de que esta vez no sucedería lo que hace cuatro años en Londres, cuando tuvieron que conformarse con el cuarto lugar y el diploma olímpico.

Una convicción que quedó reflejada en su primer ejercicio de este domingo. A España le correspondió abrir la final y eso, sin embargo, no pesó lo más mínimo. La samba brasileña volvió a sonar en el Arena Olímpica de Río. El público, otra vez, se entregó a Lourdes, Sandra Aguilar, Artemi Gavezou, Elena López y Alejandra Quereda; a su soberbia interpretación sobre el tapiz; a su innegable calidad. Los jueces también lo hicieron y puntuaron su ejercicio de cinco cintas con un 17.800 que superó la nota del sábado en este aparato (17.783) y que a la postre fue la mejor del pase. Rusia volvió a fallar: apareció imprecisa, como le ocurriera en las calificaciones, e incluso sufrió una caída. Sin embargo, el jurado entendió que su montaje no valía menos de 17.600. Una generosidad que podía salir cara a España. Tal y como sucedió.

El primer pase concluyó con Bulgaria en segunda posición, con 17.700. Además, el Spanish Group marcó ligeras distancias con otras dos duras rivales: Italia, bronce en Londres 2012 (17.516), y Bielorrusia, plata en esos últimos Juegos (17.283). España acariciaba el oro, un metal logrado únicamente por Rusia desde Sidney 2000. Desde entonces, nunca subió otra selección al primer cajón del podio en una cita olímpica. Cuatro años antes, en el que fue estreno de la gimnasia rítmica por conjuntos en el más grande de los eventos deportivos a nivel internacional, se lo llevaron las Chicas de Oro. Fue en Atlanta, en 1996. Lourdes Mohedano y sus compañeras a punto estuvieron de repetir, de discutir la supremacía rusa y de escribir una de las mejores páginas para el deporte español.

La segunda rotación transcurrió del mismo modo que todo el concurso en Río por parte de la selección nacional. Las gimnastas bordaron su ejercicio, otra vez pleno de elegancia y muy atractivo. Seguras, marcaron el terreno sobre el tapiz, aunque la nota fue la misma que el sábado: 17.966. Pero esta vez no había lugar a error para Rusia, que en efecto demostró que quería seguir en la cima. Completó un gran montaje, al fin sin errores, y los jueces lo valoraron. Como siempre con una calificación ligeramente inflada. Alcanzó un 18.633 un tanto exagerado, que acabó con la opción del oro para Lourdes Mohedano y las demás integrantes del Spanish Group, que después hubo de aguardar al resto de conjuntos.

Los rivales pusieron toda la carne en el asador, pero se quedaron sin superar a las españolas, que volvieron a dar al país una medalla en esta competición después de 20 años. Rusia subió al primer cajón del podio con un total de 36.233 y España al segundo con 35.766, la misma puntuación que Bulgaria, que fue bronce debido a la diferencia en la ronda de clasificación. Italia, con 35.549, y Bielorrusia, con 35.299, fueron las únicas selecciones en superar también la barrera de los 35.000. Dos medallistas en Londres, fuera de un podio en el que una cordobesa sonrió ampliamente. La suya, la de Lourdes, es la primera presea femenina para el deporte de la provincia.

Etiquetas
stats