López Silva o el secreto mejor guardado del Córdoba

López Silva, ante el Mallorca en El Arcángel. FOTO: ÁLVARO CARMONA
Las miradas se posan en la recuperación del punta onubense, alejado por lesión del equipo en este play off

Buena parte de las miradas se dirigen a él. Pocos hay que no piensen en su figura. Es uno de los futbolistas predilectos de la afición y cuesta trabajo creer que no se podrá contar con su participación. También en el cuerpo técnico atienden a su evolución con la idea de que resultaría precisa su puesta a punto para encarar la doble cita final en la carrera por el ascenso a Primera. Eso sí, ni unos ni otros se echan las manos a la cabeza, pues a pesar de su ausencia el equipo logró superar con una nota elevada los dos exámenes planteados por el Real Murcia. De esta forma, está claro que la recuperación de López Silva supondría una magnífica noticia para los intereses del Córdoba, quizá no tanto por una necesidad imperiosa, sino más para añadir mayor potencial si cabe a un conjunto que se encuentra en un muy buen momento. Es decir, mientras más efectivos haya, mucho mejor.

Lo cierto es que todos esperan el retorno del onubense, tanto a la convocatoria como al terreno de juego. No en vano, es una de las piezas clave de la escuadra califal, algo de lo que dan fe sus números en la presente temporada. El habilidoso extremo zurdo apenas ha dejado de estar presente en seis partidos, dos de ellos los de la primera eliminatoria de play off ante el cuadro pimentonero. Está cerca de los 3.000 minutos sobre el césped y ha anotado tres tantos. Esos guarismos no difieren con los que tuvo en las dos anteriores campañas. Pero sobre todo, López Silva aporta otras muchas cosas al Córdoba. La claridad de ideas a la hora de hacer daño al rival, su conexión con la punta de ataque y por encima de todo la magia que en ocasiones se necesita para desequilibrar e incluso decidir una contienda. En definitiva, la importancia de ver al futbolista en el verde radica en que es diferente, en que ofrece al equipo cosas que quizá otros no puedan.

El propio Albert Ferrer ponía de manifiesto la importancia del onubense dentro del bloque que dirige en las últimas semanas. “José es muy desequilibrante y tiene cosas que no tiene ningún otro jugador”, comentaba tras el partido de ida ante el Real Murcia. En ese choque, como en el disputado el domingo en la Nueva Condomina, no pudo contar con él, una circunstancia que entendió como condicionante para cualquier encuentro el técnico rival, Julio Velázquez, tras el choque en El Arcángel. “Ellos tienen un jugador determinante, que es López Silva y que condiciona mucho”, aseguraba entonces el salmantino. Con todo, el entrenador blanquiverde repitió en varias ocasiones en esa ronda inicial del play off que “todo el grupo está metido y en cuanto a implicación y trabajo todos lo van a tener, esté quien esté”. O lo que es lo mismo, la recuperación del futbolista vendría a sumar muy mucho, pero no se acaba el mundo si sucede lo contrario.

Fue precisamente en su tierra natal, Huelva, donde López Silva dio muestras de lo que después acabaría por ocurrir. En la penúltima jornada del curso regular, se marchó unos minutos después de superar la hora de juego. Lo hizo con molestias. De las mismas se resintió en la última fecha del campeonato ante el Mallorca, un duelo en que sólo pudo aguantar sobre el césped menos de media hora. Conocido es lo que vino después, para la eliminatoria por el ascenso que enfrentaba al conjunto blanquiverde con el Real Murcia. Su ausencia para el choque de ida estaba cantada, mientras se intentó por todos los medios que sí llegara al de vuelta. De hecho, Ferrer lo incluyó en la lista para esperar hasta el último momento. Finalmente, no pudo ser de la partida. La evolución parece no marchar todo lo bien que se deseara, de manera que se mantiene la duda sobre su reaparición ante Las Palmas. El jueves toca hacer frente al cuadro grancanario en El Arcángel y la situación del zurdo y su posible participación es el secreto mejor guardado del Córdoba.

Etiquetas
stats