Lleno, por favor

Aficionados cordobesistas en el partido ante el Granada | ÁLEX GALLEGOS

“Tenemos que hacerlo por ellos”, deslizó José Ramón Sandoval después del partido ante el Granada, cuando el aroma del drama se masticaba entre los muros de El Arcángel. Ellos son los aficionados cordobeses, que han llenado las gradas dos veces seguidas. Ante el Barcelona B y el Granada se colocó el cartel de “localidades agotadas” en las taquillas. El ambiente fue majestuoso, emocionante para propios y ajenos. Los marcadores finales, sin embargo, resultaron extremadamente crueles: dos derrotas, ambas sufridas en los últimos instantes del partido. Pero esto es fútbol y los milagros existen... sobre todo para quienes creen en ellos y se deciden a hacer algo al respecto. Como llenar el estadio de espectadores para arropar a un equipo que se juega su salvación en cada jornada. Ganar es seguir vivo una semana más.

“Somos el Córdoba. Nosotros no nos rendimos”, dice el lema de una nueva campaña para conseguir que el estadio esté abarrotado el próximo domingo, a partir de las 12:00 horas, ante el Real Valladolid. Las entradas se pusieron a la venta desde el lunes y, pese al varapalo de los resultados, el imbatible precio -dos euros por dos entradas- hará que los abonados ejerzan como comerciales del club y logren trasladar a los no habituales el valor de la oportunidad de presenciar algo único. Si el Córdoba se salva pasará a la historia del fútbol español y quedará como referencia futura.

El horario del partido favorecerá una medida que el club ya intentó llevar a cabo en la jornada pasada, ante el Granada, aunque por razones operativas no se materializó: la Fan Zone. La intención es instalar varias carpas con música, ademas de puestos de comida y bebida ambulantes. La colaboración de las peñas será básica a la hora de mantener viva la llama de la ilusión en El Arcángel, que va camino de otro lleno. El reparto de entradas entre peñas de la provincia, fletando autobuses, y la invitación de distintos colectivos ciudadanos y a clubes del fútbol base local serán otras medidas para incentivar la asistencia.

Más allá del marketing, el núcleo duro de la afición no necesitará estímulos extra para acudir a su cita con la competición. El aliciente deportivo está aliñado por el drama: el equipo necesita la victoria de manera imperiosa para poder seguir manteniendo el mismo discurso una semana más. En esta batalla para espíritus curtidos, los seis o siete mil irreductibles volverán a ser el latido de un Córdoba que se resiste a abandonar sin luchar.

Etiquetas
stats