La LFP no cambiará el partido entre Córdoba y Numancia

Formación del Córdoba en su último partido ante el Sevilla. FOTO: MADERO CUBERO
No se atiende a la petición del club blanquiverde de evitar la coincidencia en fecha del encuentro de la quinta jornada de Segunda con el Vía Crucis Magno de la Fe

Se intentó pero no se consiguió. El próximo encuentro de Liga en El Arcángel, en que el Córdoba recibirá al Numancia, coincidirá en fecha con uno de los acontecimientos más esperados en la ciudad este año. El sábado 14 de septiembre se celebrará el Vía Crucis Magno de la Fe, del que serán partícipes 18 hermandades y el cual se prevé que sea seguido por unas 15.000 personas en el entorno de la Mezquita-Catedral. Debido a la magnitud de esta cita será necesario, como es lógico, un gran despliegue de las fuerzas de seguridad, con la consiguiente dificultad de que éstas puedan atender en su justa medida al partido. La expectación, además, es máxima. Pero ninguna de estas circunstancias resultó motivo suficiente para que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) haya admitido que el partido de la quinta jornada de Liga Adelante se dispute un día después, de forma que la ciudad atenderá nuevamente a una coincidencia de dos acontecimientos de interés público en la misma fecha.

La entidad blanquiverde trató de evitar que esto sucediera con una comunicación a la LFP para que tuviera presente la situación de la ciudad el citado día. La petición, que se realizó el 20 de agosto, no recibió la atención por parte del ente organizador de las competiciones de Primera y Segunda en España. Es algo que se pudo conocer ayer, cuando se hicieron públicos los horarios oficiales para el fin de semana del que se trata. El Córdoba recibirá al Numancia el sábado 14 de septiembre en un partido que comenzará a las 18:00 y que será emitido a nivel nacional por La Sexta. El Vía Crucis iniciará su recorrido oficial, el mismo en que se realizarán los rezos de las diferentes estaciones al paso de los misterios y palios por la plaza del Triunfo, en torno a las 20:45 horas. No habrá coincidencia horaria en ese sentido. Sin embargo, el camino de las hermandades por las calles de Córdoba comenzará a las 17:00 horas, de forma que desde ese momento habrá interés de cofrades y turistas en diversos puntos de la ciudad.

Los aficionados blanquiverdes que también pretendan disfrutar de la cita religiosa tendrán que hacer, de esta forma, auténticos malabarismos con la hora. O bien elegir uno de los dos acontecimientos. Sea como fuere, la LFP desestimó la petición del club y lo hizo, además, con un leve tirón de orejas. Así lo comunicó el presidente del Córdoba, Carlos González, en los micrófonos de la radio oficial de la entidad. Aseguró que desde Madrid se ha lanzado un mensaje de que si el equipo, y por ende la ciudad, ésta debe estar preparada para acoger dos acontecimientos importantes en una misma fecha y hora. En este sentido, el dirigente quiso zanjar el asunto confirmando que efectivamente no habrá cambios para el choque con el Numancia.

Pero González fue más allá y expuso que será el último cambio de fecha u horario que intente la entidad califal, pues son ya varias las peticiones realizadas y que no se han llevado a efecto desde que llegó a El Arcángel. Cabe recordar, por ejemplo, el duelo de octavos de Copa que enfrentó a los blanquiverdes con el Espanyol el 5 de enero de 2012, coincidente en ese caso con la cabalgata de Reyes. En este sentido, el presidente del Córdoba aseguró que se puede solicitar un cambio, pero que "desde que estoy aquí nos han pedido siete u ocho", algo que no puede suceder más. Sobre todo porque "estamos erosionando al club y a la ciudad, porque parece que no podemos organizar dos acontecimientos, y Córdoba puede organizar no dos sino siete". Además, recordó que las televisiones, tema que también trató, tienen la posibilidad de decidir, pues las operadoras aportan un buen pellizco económico a los presupuestos de los conjuntos del fútbol profesional. Así las cosas, concluyó que "desde el club entendemos perfectamente a la LFP".

Etiquetas
stats