Leer el partido de la vida

.

Las instalaciones de El Naranjo acogieron un episodio singular. Un grupo de niños sentados en círculo en el césped leyeron una versión infantil de El Quijote junto a sus entrenadores y algunos invitados ilustres. Dos capitanes del Córdoba CF -el montoreño Javi Lara y el onubense Alejandro Alfaro- les acompañaron en una actividad especial, que les sirvió para complementar su preparación. "Queremos desterrar la idea de que el fútbol y los libros no pueden ir juntos", asegura Rafa Clavero, exjugador profesional y director de la Escuela que la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) tiene en Córdoba. Junto a él, varios futbolistas con pasado blanquiverde -Espejo, José Mari, Rafa Fernández, Sebas o Jorge Luque- se afanan por instruir a los chavales en algo más que el manejo de la pelota. Seguramente entenderán mejor, quizá dentro de unos años, lo que quiere decir alguien que les hable de luchar contra molinos de viento.

"Coincidiendo con el Día del Libro queremos acercar la lectura a nuestros alumnos. Desde AFE creemos que es una fantástica herramienta para que los niños desarrollen capacidades como la imaginación, el pensamiento crítico, el conocimiento... ", explica Clavero, que está liderando iniciativas pioneras en las escuelas de AFE desde Córdoba. La lectura de El Quijote contado a los niños se integró a una sesión de entrenamientos de los tres equipos federados (Prebenjamín A, Prebenjamín B y Benjamín), cuyos integrantes cursan 1º, 2º y 3º de Primaria (entre 6 y 9 años).

Los chicos fueron alternándose en la lectura de distintos pasajes del libro ante la mirada de sus familias, que observaban esta peculiar sesión. También hubo un espacio para los más pequeños de la escuela, los pertenecientes a la categoría Bebé (4 y 5 años), que asistieron a la escucha de unos cuentos adaptados a su edad. "El fútbol nos sirve de excusa para poder trabajar de una forma atractiva y motivante para nuestros niños y niñas", subraya Clavero, que contó con el apoyo, además de los capitanes del Córdoba, del preparador físico del club blanquiverde, Cristóbal Fuentes, y de Miguel Hernández, coordinador de la Escuela de Fútbol AFE de Madrid.

"Sobre todo pretendemos que los niños vean la lectura como una diversión y no como una obligación. Si empiezan desde muy pronto a interesarse por los libros y a verlos como algo lúdico, será mejor para ellos. Trabajando desde una escuela de fútbol se puede conseguir más, porque tenemos en nuestra mano el acercarles los libros. Ellos tienen que desear leer en sus ratos libres y que les resulte una actividad placentera", dice Clavero.

La idea del director de la Escuela AFE Córdoba es que el maratón de lectura se consolide como actividad, uniéndose a la Biblioteca AFE -que lleva ya cuatro años- para reforzar el plan de fomento de la lectura entre los alumnos. "Pensamos firmemente que la lectura aporta múltiples beneficios a todas las personas", incide Clavero, apuntando que "la importancia de un acercamiento temprano a los libros es fundamental para un desarrollo más completo y eficiente en los más pequeños".

Por otra parte, cada uno de los 57 alumnos realizó un dibujo que debía relacionar el mundo del fútbol y el de los libros. "Estos trabajos integrarán una pequeña exposición en las instalaciones deportivas de la escuela para que, posteriormente, a través de una votación entre los alumnos y profesores, tengan difusión los más representativos", explica Clavero, quien sueña con que en un futuro no se vea como un hecho raro el que los futbolistas muestren sus inquietudes intelectuales con el hábito de la lectura. "A mí me pasaba cuando en las concentraciones o el autobús me veían con el periódico o un libro", confiesa entre risas.

Etiquetas
Publicado el
27 de abril de 2018 - 05:08 h
stats