Javi Flores reclama sus galones

Javi Flores, en el duelo con el Murcia en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

La calidad en el Córdoba se asocia de manera inevitable a la figura de Javi Flores. El centrocampista de 33 años está llamado a ser la referencia dentro del plantel blanquiverde en el difícil objetivo del ascenso a Segunda División. Ese fue el principal motivo por el que el de Fátima pidió salir de Elche, precisamente devolver al club de su vida al fútbol profesional lo antes posible. Firmado para las próximas tres temporadas, el pasado domingo le llegó su primera suplencia en Liga después de ser titular indiscutible durante el arranque. Sin embargo, su presencia en Yecla desde el banquillo desatascó un duelo que parecía perdido y, de paso, contentó a un Enrique Martín que espera a su líder deseado.

La vuelta a El Arcángel de Flores en partido oficial no pudo resultar más satisfactoria a nivel personal. Los cordobesistas recibieron al Recreativo Granada en un estadio que solo deseaba hablar de fútbol después de un verano incierto fuera de los terrenos de juego. El pesimismo no cundió pese al tempranero tanto de Rubén Sánchez para el filial nazarí. Ahí apareció la figura del 21 para templar los ánimos y firmar las tablas con un sensacional gol de tiro cruzado. Los locales fueron a más, aunque no consiguieron sellar los tres puntos justo hasta el final y desde el punto de penalti. Juanto Ortuño tomó la responsabilidad y no falló para sumar el primer triunfo al casillero.

El rendimiento del bloque en Villarrubia de los Ojos durante la segunda jornada no fue el deseado. El planteamiento de Martín -con el juego directo de la línea de zagueros a la delantera- limitó las prestaciones que los medios hubieran podido ofrecer sobre el estrecho verde manchego. De hecho, el míster navarro terminó retirando a Flores en el minuto 60 por Owusu debido a la escasa participación que tuvo. Finalmente se consiguió un punto gracias a la destacada actuación bajo palos de Isaac Becerra.

Tampoco mejoró el Córdoba al medir fuerzas con el Real Murcia. El capitán completó el choque, pero de nuevo estuvo muy perdido entre el férreo sistema defensivo murciano y solo una pena máxima sirvió para alcanzar la victoria. El preparador cordobesista dotó de mayor fuerza a la zona de creación con la entrada de José Antonio González por Miguel de las Cuevas y, sobre todo, la irrupción de Antonio Moyano en el lugar del goleador Ortuño. Pese a ello, Flores no gozó de fortuna y su papel quedó deslucido.

Las dudas generadas a raíz del envite ante los pimentoneros provocaron que Martín optara por otro tipo de piezas para viajar a Yecla. La sorpresa se produjo cuando Flores quedó fuera de un once titular repleto de futbolistas defensivos. El bando local no desaprovechó el desconcierto general de sus rivales para perforar en dos ocasiones la meta de Becerra, el segundo ya con el cordobés en el terreno de juego por Chus Herrero. No obstante, con prácticamente media hora le bastó para reclamar sus galones dentro de la alineación de partida. Inició la jugada del 2-1 materializado por Gabriel Novaes a centro de Fernández. Minutos más tarde sacó la falta que concluyó en la igualada que firmó Xavi Molina. Dos detalles que valieron para levantar el vuelo.

El propio Martín reconoció posteriormente que introdujo a Flores por Herrero al "necesitar más fluidez con el balón". Todos los hombres que entraron en la segunda mitad dieron "mucho más balón y profundidad", pero destacó la figura del veterano centrocampista. "Sabe que de él espero muchísimo, tiene que ser el líder de este equipo y espero que sea siempre el del segundo tiempo. Le voy a ayudar porque necesitamos un hombre de su fútbol", argumentó. El sábado frente al CD Badajoz, uno de los grandes del Grupo IV, su presencia podría dar ese plus que demanda al grupo.

Etiquetas
stats