¿Lo habéis visto?

Celebración del primer gol del Itea CCF | ÁLEX GALLEGOS

Quienes lo vieron no lo van a olvidar. No deberían hacerlo. El Itea Córdoba CF Futsal protagonizó un partido cargado de simbolismo. Hace unos meses era un club de Segunda B. Este verano logró acceder a una plaza libre en Segunda gracias a la ayuda económica del Córdoba CF, que le echó una mano para subir en el escalafón. En la noche del 11 de octubre se enfrentó al Pozo Murcia, vigente campeón de la Copa del Rey y uno de los mejores conjuntos del continente europeo. Y el Palacio de Deportes se llenó como no se había visto desde hace años, muchos años. Que llegara un rival repleto de estrellas y de jugadores internacionales pudo ser una casualidad, un capricho del azar en el bombo del sorteo. Pero lo que se vio en la cancha fue absolutamente real. El campeón estuvo contra las cuerdas y 3.500 aficionados pudieron paladear el espectáculo de la elite. Por un día. Se podría decir que ahora toca soñar en que esto se repetirá. Pero quizá haya llegado ya el momento en esta ciudad de dejar de cerrar los ojos para imaginar cómo progresan los demás. Parece más procedente tomar decisiones adultas y trabajar en serio. Material humano hay de sobra.

Nadie podrá culpar a quien pensara, viendo la diferencia de potencial, que la noche sería la típica de fiesta en las gradas y vapuleo en la cancha. A los dos minutos, Andresito firmó el 0-1 para El Pozo Murcia. El cordobés, que en los prolegómenos había recibido un homenaje por parte de sus antiguos compañeros del Adeval, fue el mejor de los suyos durante un primer tiempo que resultó, contra pronóstico, tremendamente equilibrado. A la superior técnica de los vigentes campeones de Copa opuso el Itea CCF una actitud intensa, agresiva, defendiendo con una presión alta que incomodó a los de Duda. Ya se vio que el cuadro de Maca no había salido a pasar el rato. Y cuando Dani Flores hizo el empate a los cinco minutos ya comprendieron los rojillos que les aguardaba una velada complicada.

Un recital de intervenciones magistrales del guardameta Agus y el esfuerzo solidario de todo el Itea evitó que el Pozo rompiera el partido. Dos goles de Álex y García, el segundo a falta de menos de un minuto para el intermedio, abrieron una brecha que acortó de inmediato el conjunto local. Koseki llevó el delirio a Vista Alegre haciendo el 2-3 a seis segundos de la conclusión de la primera parte. Andresito pudo marcar en una vaselina que se estrelló en el larguero y luego sacó una pelota en la línea de gol. El Itea no se rendía. Los cánticos de los espectadores que abarrotaban el Palacio eran la banda sonora de un intento de milagro. Ya nadie se conformaba con una derrota honrosa. Los campeones se miraban con incredulidad. Había partido.

A la vuelta de la caseta, el Pozo trató de ejercer como campeón y sometió a los anfitriones a un acoso permanente. Con el liderazgo de Andresito coleccionó llegadas, aunque los de Maca se protegieron bien e incluso tuvieron salidas a la contra que elevaron las pulsaciones a un público que se lo pasaba fenomenal. Estas peleas entre equipos de distinto planeta -con la posibilidad latente de una sorpresa- son la esencia de un torneo como la Copa. El Itea abordó los últimos minutos en un estado de máxima excitación. Jesús Rodríguez estuvo a punto de empatar en un trallazo que desvió a córner el meta Fede. En la puerta de casa, Cristian salió en la segunda parte para tomar el testigo a Agus como un muro infranqueable. Paró con todo. Hasta con la cara.

A cinco minutos del final seguía el 2-3 y esa opción a la hazaña daba a los del Itea una dosis extra de fuerza. Maca continuaba con las rotaciones y todos los que salían a la cancha con la blanquiverde se dejaban la piel, actuando más allá del límite de sus capacidades. Unos cuantos paradones de Cristian y los palos evitaron que el Pozo finiquitara el partido. A dos minutos y medio, el Itea CCF se mantenía con vida ante el gigante. Tras un tiempo muerto, Maca se lanzó al abordaje con el portero-jugador. Un final valiente. El último minuto pasará a la historia de este deporte en Córdoba. Un pabellón en pie, entregado como nunca, espoleando a un equipo nacido aquí, con jugadores humildes de la tierra, que jamás habían vivido nada similar. El campeón terminó atrincherado en su área, asediado por un adversario que igual no era nadie hace unos meses. Ahora ya empezarán a conocerlo. Y los jugadores, además de demostrar que tienen el pellejo duro, ya pueden guardar el recuerdo de un día para contarlo.

FICHA TÉCNICA

ITEA CÓRDOBA CF FUTSAL, 2: Agus, Jesús Rodríguez, Cordero, Manu Leal, Koseki (cinco inicial), Pakito, Catiti, Dani Flores, Cristóbal, David Leal, Antoñito y Cristian.

EL POZO MURCIA FS, 3: Fede, Matteus, Pito, Álex, Andresito (cinco inicial), Darío, Elías, Alberto García, Álex García y Marinovic.

ÁRBITROS: Elena Pedrós y Peña Gómez (Comité Andaluz). Mostraron cartulina amarilla a Cristóbal.

GOLES: 0-1 Andresito (2’). 1-1 Dani Flores (5’). 1-2 Álex (10’). 1-3 Álex García (19’). 2-3 Koseki (19’).

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante 3.500 espectadores. Se colgó, una hora antes del inicio, el cartel de "No hay billetes". El jugador cordobés Andresito, del Pozo Murcia, recibió un homenaje por parte del Adeval en los prolegómenos del partido.

Etiquetas
stats