El gol en el Córdoba Patrimonio, una tarea repartida

Córdoba Patrimonio de la Humanidad - Industrias Santa Coloma (2-2) en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

Repartir tareas en un equipo puede ser sinónimo de éxito. En el caso del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, fuera del descenso en la máxima categoría del fútbol sala nacional, así lo es. Hablando de goles, a pesar de que Alberto Saura sea el líder indiscutible en esta faceta en el conjunto de Josan González, lo cierto es que la segunda línea está respondiendo para aupar a su equipo cuando más se le necesita. Si bien el año pasado la tarea de anotar pasaba por las botas de pocos jugadores en la plantilla a falta de una referencia ofensiva, hay mundo más allá del pívot y el conjunto blanquiverde lo está demostrando sobre el parqué.

El mencionado Saura es cabecilla de la trama goleadora que teje el Córdoba Patrimonio con ocho tantos, aunque se echaba de menos algunos apoyos desde otras posiciones del campo o con otros roles en la rotación para sumar en la estadística. Tanto es así que hay hasta dos jugadores empatados a cinco dianas, los gaditanos Jesulito y Zequi, que han apoyado desde las alas -aunque el segundo hacía las veces de falso pívot por su envergadura- para sumar más goles en conjuntos que el internacional español. El peso del gol está más repartido en este caso para favorecer que todas las miradas no estén puestas en el 29 blanquiverde y disipar las referencias defensivas que puedan tener las zagas rivales. La electricidad de Jesulito y los movimientos de Zequi, que han conectado algunas veces para completar jugadas goleadoras, se han convertido en decisivas.

El siempre fiable Pablo Del Moral es el que está a la zaga del dúo de la provincia de Cádiz. El cierre madrileño, casi un capitán sin brazalete, acumula cuatro dianas, tres menos que las que consiguió la pasada campaña hasta la suspensión del deporte a nivel mundial por el coronavirus. Ya sea desde la jugada ensayada o llegando por sorpresa, el 14 del equipo califa sigue rindiendo, en este aspecto, a un gran nivel de manera regular. En última instancia se encuentra Shimizu, que ha encontrado el gol y la continuidad que le faltó tras su llegada en invierno del 2020 a la disciplina de José García Román, que lleva tres tantos en la presente campaña. Uno de ellos le ha valido para entrar entre los 10 mejores goles de la década según la LNFS -el que endosó al Barcelona- y el último, ante O Parrulo, para ser el mejor tanto de la jornada. Por último, dos de los jugadores que han ido ganando peso en la rotación de Josan González, Boyos y Mayor, suman a partes iguales cuatro tantos para sumar los 31 hasta la fecha.

Sin embargo, los jugadores del primer plantel con cierta participación -exceptuando a David Leal, Joaqui, Pedro y los guardametas- que no se han anotado en su cuenta goleadora particular son Cordero, Koseky y Manu Leal. El capitán, con menos protagonismo en la maquinaria del Córdoba Patrimonio, se ha visto relegado a un rol secundario y se encuentra a la espera de aportar con goles el buen hacer hasta el momento de su equipo. Por el otro lado, los perfiles de los dos primeros y su poca transcendencia en la rotación han sido dos factores a tener en cuenta para que su casillero de dianas no se haya movido. En cualquier caso, la tarea del gol tiene más nombres que nunca en el Córdoba Patrimonio de la Humanidad.

Etiquetas
stats